Estilo de vida

Prepare esta poderosa agua de sábila y conozca sus beneficios

Foto: Archivo.

Esta planta medicinal es conocida por sus innumerables beneficios desde hace cientos de años y fue ampliamente utilizada por civilizaciones antiguas. En la actualidad, es muy común encontrarla en los hogares.

Aquí te explicamos el paso a paso para que sepas cómo hacer agua de sábila o aloe vera, así como también contamos cuáles son sus beneficios.

Vea también: Tome este té para eliminar la grasa y consegir un vientre plano.

Ingredientes:

1 hoja de sábila
1 limón
endulzante de tu preferencia
300 mililitros de agua potable

Preparación:

Con el fin de comenzar a procesar la hoja de la sábila, lávala muy bien en agua potable. Elimina todas las impurezas y suciedades. Es importante que te asegures de que se trata de la variedad aloe vera, pues algunas variedades de aloe son tóxicas para el consumo humano.

Una vez que esté limpia, debes eliminar toda la aloína posible de la hoja. La aloína es una sustancia muy tóxica que le da el color amarillento y el olor característico al látex de la sábila. Para esto, corta la parte de abajo, luego la punta y, al final, retira también los laterales con las espinas. Haz todo esto con un cuchillo muy bien afilado.

Introduce la hoja en una jarra o envase con agua potable y déjala reposar por 24 horas.

Pasadas las 24 horas, saca la hoja del agua que tendrá un color algo oscuro.

Lávala de nuevo y retira la piel de la hoja por el lado cóncavo o más recto. Cerciórate de retirar muy bien toda la piel, pues podría contener algunos rastros de aloína.

Ahora, con una cuchara o con el mismo cuchillo, extrae con delicadeza el cristal de la sábila. Es preferible que dejes unos milímetros del cristal pegado de la piel, así te aseguras de no dejar rastros de la misma ni de látex.

Limpia el cristal con agua potable y revisa muy bien que no tenga partículas de piel.

Es momento de preparar el agua de aloe vera. La proporción aproximada es dos cucharadas de sábila por 250 cc de agua, es decir, un vaso lleno.

Lleva a la licuadora el agua y el cristal. El endulzante y el jugo de limón son opcionales, pero si quieres darle un sabor más agradable, ambos son una excelente opción. En todo caso, es a tu gusto. También puedes probar con otros cítricos como la naranja, la toronja y la mandarina.

¡Ya puedes disfrutar de todos los beneficios del agua de sábila! Eso sí, te recomendamos preparar solo lo que vas a consumir en el momento. Si pasa tiempo en la nevera es posible que se fermente. El resto del cristal lo puedes guardar en la nevera bien tapado por unos 5 días.

Con información de Receta Gratis.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a