Nacionales

Madres venezolanas en alerta por explosivos en la frontera

Fotografía Frontera

Quienes viajan a diario a vacunar a sus hijos temen quedar en medio de algún conflicto armado en la frontera, debido al anuncio de paro armado hecho por el Ejército de Liberación Nacional.

San Cristóbal.- La incertidumbre sobre la situación en la frontera ha generado que menos madres de las usuales vayan hasta el norte de Santander, en Colombia, a vacunar a sus niños, porque el Ejército de Liberación Nacional (ELN) convocó a paro armado desde el 14 de febrero hasta el 17 de febrero en todo el eje fronterizo.

A diario, madres venezolanas cruzan la frontera. Desde distintas zonas de Venezuela viajan para garantizar el esquema de los pequeños, pero el panorama ha sido distinto por la convocatoria hecha por el grupo irregular, pues muchas temen por posibles situaciones violentas y quedar en medio con sus pequeños.

Vanessa Senior se excusa por insultar a la bióloga que criticó a Richard Linares (+Video)

Sabrina Pérez, oriunda de Valencia, tenía previsto viajar la noche del 16 de febrero hasta San Antonio del Táchira, ya que a su niña le correspondían las vacunas de los cuatro meses el 17 de febrero; sin embargo, el transportista le indicó que será hasta el miércoles 19 de febrero cuando retomen los usuales viajes fronterizos.

“Me dijo el conductor que hay paro y los del ELN van a disparar a todos quienes transiten por carreteras y que los grupos irregulares trabajan en Colombia y Venezuela, así que dispararán en cualquier sitio”, relató.

Sabrina pertenece a un grupo de WhatsApp en el que hay madres de toda Venezuela que se informan sobre la situación de las vacunas. En la aplicación de mensajería al menos 12 mamás indicaron que suspendieron sus viajes a la frontera por temor al paro armado.

Paso normal

Pese a la convocatoria de paro, la situación en los puentes internacionales por San Antonio y Ureña ha estado con normalidad desde el día que inició el paro armado; sin embargo, la afluencia de personas no ha sido la usual.

Ha sido por la zona fronteriza del norte, por Boca de Grita, donde se han registrado enfrentamientos de disparos entre irregulares y miembros de la Guardia Nacional, pero este paso no es usual para quienes llegan al Táchira con niños vía la frontera para vacunarlos.

Hacia los pueblos que conforman el norte de Santander se ha registrado la presencia de carros con explosivos, así como marcas con las siglas ELN en casas y vehículos.

La situación en la frontera se ha mantenido normal, pero la afluencia de personas disminuyó.

Con información de El Pitazo

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a