El remordimiento de conciencia de la ex “Defensora” del Pueblo

Gabriela Ramírez, ex Defensora del Pueblo

Este lunes 3 de junio, la ex Defensora del Pueblo, Gabriela del Mar Ramírez Pérez, en una entrevista concedida a la periodista Sebastiana Barráez, reveló que le habría gustado ser “más contundente” cuando ejecutó su gestión.

Ramírez afirmó: “Me faltó contundencia, porque el Defensor del Pueblo es la voz de la gente. No debí contentarme con hacer bien el informe, instrumentar las acciones defensoriales. No, un Defensor del Pueblo tiene que ponerse del lado de la gente. De eso pudiera arrepentirme”.

Del mismo modo, Ramírez confesó que ningún funcionario puede hacer declaraciones, sin la autorización del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Reveló que “cualquier funcionario puede decir que te llamaban del telefonito rojo y te decían que no declararas”.

Lea también: Entérese de quién podría sustituir a Padrino López en el ministerio de Defensa

Por otra parte, la ex defensora aseveró que Nicolás Maduro entregó el proyecto de Hugo Chávez, y lo demostró con la imposición de la Constituyente y al transformar a los cuerpos policiales en “órganos represores y maltratadores”.

Según Ramírez, la Constituyente fue el “punto de quiebre” para ella desligarse del régimen, pues ésta “marcó la muerte” del proyecto de Chávez y de la República.

Ratificó la abogada: “En el 2017, con las bases de la Constituyente me doy cuenta que Maduro es el principal conspirador contra el proyecto chavista. Yo era asesora del departamento jurídico del Tribunal Supremo de Justicia y hago una carta pública, porque no tenía sentido hablar con nadie”.

Finalmente, sentenció: “Me faltó contundencia por razones políticas y ese error debo asumirlo, porque los funcionarios de Chávez que nacimos al calor de ese proyecto político se garantizan que estuviésemos muy comprometidos con el proyecto para que no fuéramos una nota discordante. Hice mi trabajo, cumplí con mi deber, pero debí ser más contundente”.

Con información de Maduradas