¿Cuánto tiempo tomará salir de la crisis? Lo que responde Leopoldo López

Leopoldo López

El líder del partido Voluntad Popular, Leopoldo López, reflexionó acerca del tiempo que tomará que Venezuela salga de la crisis.

“Hay que hablar claro, Venezuela enfrenta un camino difícil para recuperarse. A lo largo de los últimos años se ha causado un severo daño a los pilares de nuestra economía, al tejido social e institucional del país y alma misma de la nación.Pero con igual claridad, no tengo ninguna duda de que saldremos exitosamente de este atolladero. Encontrar y decidir por dónde empezar no es una tarea fácil. Son muchos problemas a ser abordados con urgencia y mi visión es que si hay opciones y con posibles victorias al corto plazo”, aseveró en un escrito que realizó en Ramo Verde y es ahora publicado por Caraota Digital.

El político expresa que es prioridad rescatar las instituciones democráticas ante lo que se necesita “precisión y deslinde”.

Vea también: Lopéz Obrador presentó a Trump un ambicioso plan migratorio

A continuación el escrito completo:

¿Una vez alcanzado el cambio, cuánto tiempo tomará salir de esta crisis? ¿Por dónde empezamos?

Estas preguntas son las más frecuentes que me han hecho llegar desde que estoy acá en Ramo Verde y a la vez, a las que he dedicado el mayor tiempo de reflexión y análisis. Es lógico que sea así. Es la pregunta que se hacen millones de venezolanos que hoy aspiran un cambio y que en sus distintos ámbitos sienten que más que SOBREVIVIR, que es lo que hacen en esta enorme crisis, su mayor anhelo es VIVIR en un país de paz, bienestar y progreso. Esta es la realidad de un joven, un trabajador, una ama de casa o un pequeño o mediano empresario.

Hay que hablar claro, Venezuela enfrenta un camino difícil para recuperarse. A lo largo de los últimos años se ha causado un severo daño a los pilares de nuestra economía, al tejido social e institucional del país y alma misma de la nación.

Vea también: Cabello ofrece detalles del supuesto plan de EE.UU. Colombia y Brasil para “invadir” a Venezuela

Pero con igual claridad, no tengo ninguna duda de que saldremos exitosamente de este atolladero. Encontrar y decidir por dónde empezar no es una tarea fácil. Son muchos problemas a ser abordados con urgencia y mi visión es que si hay opciones y con posibles victorias al corto plazo.

Restablecida la democracia, el papel del liderazgo político es poner las fundaciones que permitirán el crecimiento sostenible y la igualdad de oportunidades a largo plazo

¿Por dónde empezar? Para mí hay una precondición de todo: debemos rescatar las instituciones democráticas. Quienes piensan que la crisis que vive Venezuela es sólo el producto de la gestión de una cúpula incompetente están equivocados. La degeneración de un gobierno en dictadura, el desmontaje sistemático de todos los controles y contrapesos sobre el poder y la consecuente violación de todas las libertades civiles es el factor pre determinante de este colapso.

Necesitamos precisión y deslinde. Hay quienes preferirían un régimen autoritario que diera ciertas libertades económicas. Para mí, esto es inaceptable. Para mí, la libertad es indivisible. La historia está llena de ejemplos de países que han cercenado las libertades civiles con el pretexto de alcanzar la igualdad y el desarrollo y han terminado por quedarse sin libertad y sin haber alcanzado el desarrollo.

Vea también: Enfermera de Chávez dice que recibió instrucciones ajenas a la ley cuando Chávez estaba grave

El modelo que promovemos está dirigido a sacar a millones de venezolanos de la pobreza, sin violentar las instituciones democráticas, protegiendo las libertades económicas, sindicales y la empresa privada y respetando la alternabilidad en el poder y el pluralismo político. De allí que el lema que inspira mi vida haya sido siempre: “Todos los derechos para todas las personas”.

A pesar de encontrarme en un ambiente de injusticias, la cárcel militar de Ramo Verde, aquí me llega información de alto valor. Me atrevo a decir que todos los partidos de la Unidad Democrática, e incluso algunos disidentes del oficialismo, comparten esta búsqueda del progreso económico y social en un marco de libertades públicas. Insisto con vehemencia: rescatar la institucionalidad democrática es una condición previa e indispensable para sacar al país del atolladero.

Restablecida la democracia, el papel del liderazgo político es poner las fundaciones que permitirán el crecimiento sostenible y la igualdad de oportunidades a largo plazo, al tiempo que abordamos las necesidades de corto plazo que no pueden esperar: la crisis económica (poniendo énfasis en la producción para derrotar los dos grandes males que golpean a nuestro pueblo: escasez e inflación) y la inseguridad. Lo he dicho antes, el reto es remodelar la casa con la gente viviendo adentro.

Vea también¡Idénticos! Aseguran que Diosdado Cabello tuvo una hija con esta actriz de televisión y el parecido de la niña te dejará atónito (+Foto)

No acepto y jamás deberíamos aceptar como sociedad que el horizonte de la mayoría de los venezolanos solo esté puesto en llegar al día de mañana, en sobrevivir. No, cada uno en lo individual y todos como colectivo debemos tener un horizonte, un futuro que muestre sólidas bases de un modelo productivo, social, institucional, muy incluyente, que jamás desestime u olvide las necesidades apremiantes de la gente.

Nuestra historia señala que Venezuela es un país capaz de tropezar para luego retomar la marcha con más fuerza

Destruir siempre es más fácil y rápido que construir. Es lo que ha hecho este régimen en 18 años. Nuestro proyecto republicano es lo contrario. Con sus altibajos, las causas de la libertad y la igualdad van emparejadas al progreso, al bienestar, a la modernidad, a incluirnos, a reconocernos viviendo en concordia, en paz.

Nuestra historia señala que Venezuela es un país capaz de tropezar para luego retomar la marcha con más fuerza: entre 1830 y 1847 nos levantamos de los escombros de la guerra de independencia para poner las primeras piedras de la república civil; luego de 1870 resurgimos de la Guerra Federal para sentar las bases de un Estado Nacional laico y civilizador.

Vea tambiénPillaron a un vigilante del BOD mastubándose a plena luz del día y con el banco lleno (+Video)

Entre 1936 y 1948, luchamos por superar definitivamente la herencia de una larga dictadura personalista para promulgar nuestra primera Constitución democrática, realizar nuestras primeras elecciones libres con la garantía del sufragio universal, directo y secreto, y poner nuestros recursos naturales al servicio del proyecto democratizador de la sociedad venezolana, aún hoy inconcluso. Entre 1958 y 1989, luego de 10 años de otra cruenta dictadura y a contracorriente del autoritarismo y el personalismo que prevalecían en América Latina, fundamos una democracia estable, con partidos que se alternaron pacíficamente en el poder, trascendiendo el personalismo y con unas fuerzas armadas subordinadas al poder civil.

Hoy no tengo la menor duda de que derrotaremos a esta nueva dictadura y de que responderemos ante los venezolanos y ante la historia: más pronto que tarde seremos capaces de construir juntos La Mejor Venezuela e inaugurar una nueva etapa de convivencia democrática, con instituciones sólidas, que impida definitivamente un retorno al autoritarismo.

Vea también: Angie Pérez publica foto de Mimi Lazo con la hija de Diosdado Cabello y demuestra la relación de Mimi con personajes del chavismo (+Foto)