Maduro habló sobre la estrategia productiva de la OPEP en Argelia

Nicolás Maduro en Argelia | Foto: @PresidencialVen

Nicolás Maduro en Argelia | Foto: @PresidencialVen

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, llegó hoy a Argelia en una escala dentro de su largo viaje oficial a Kazajistán, en el que aprovechó para analizar el mercado de la energía con un socio estratégico.

El mandatario llegó cerca del mediodía y fue recibido por el presidente del Parlamento, Said Bouhadja, con quien habló sobre la estrategia de producción y precios en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), informaron fuentes oficiales argelinas a Efe.

Maduro, acompañado de su esposa, Cilia Flores, y del canciller, Jorge Arreaza, aprovechó la breve parada en un país amigo para destacar los lazos que vinculan a ambas naciones y enviar un mensaje de apoyo al pueblo argelino.

Esa declaración fue agradecida y respondida por Bouhadja, que confirmó el buen estado de las relaciones estratégicas que ambos mantienen en foros internacionales como la OPEP y el Movimiento de los Países No Alineados.

Tras la reunión, Maduro prosiguió el viaje iniciado ayer desde Caracas con rumbo a Kazajistán, en cuya capital, Astaná, participará los días 10 y 11 de septiembre en una cumbre sobre ciencia y tecnología de jefes de Estado de los 57 países de la Organización para la Cooperación Islámica (OIC, por sus siglas en inglés).

El jefe de la revolución bolivariana ha sido invitado a la reunión como presidente del Movimiento de Países no Alineados y se reunirá durante la cita con representantes de naciones productoras de petróleo OPEP y no OPEP, con las que tratará fórmulas consensuadas para lograr el repunte de los precios del crudo y el gas.

Antes de partir hacia Asia, Maduro señaló que buscará en la cumbre de la OIC “nuevos acuerdos económicos” para que su país “logre la independencia definitiva desde el punto de vista económico y financiero”.

El presidente venezolano realiza este viaje tras anunciar el jueves medidas económicas para fortalecer el “modelo socialista” implantado por el chavismo en el país caribeño, entre las que se cuentan un nuevo impulso al control de precios y la creación de un “nuevo sistema de pago internacional”.

Este “nuevo sistema” pretende desterrar al dólar y sustituirlo por otras monedas como el yuan, la rupia, el rublo o el euro como divisas de referencia en las transacciones internacionales de Venezuela, contra cuyo Gobierno y empresa pública petrolera ha dictado Washington sanciones financieras.

La primera reunión de la delegación venezolana en Astaná se produjo hoy entre el ministro de Petróleo del país sudamericano, Eulogio del Pino, con su homólogo de Emiratos Árabes Unidos, Suhail bin Mohammed al Mazroui, que será el próximo presidente de la Conferencia de la OPEP a partir de enero de 2018.

En la reunión, los dos ministros evaluaron los resultados del acuerdo de recorte de producción de crudo de los países OPEP y no OPEP, firmado en diciembre de 2016 para conseguir una mejora de los precios del petróleo.

Según un comunicado del Ministerio venezolano de Petróleo, Del Pino y al Mazroui “revisaron opciones que se evaluarán en el Comité Ministerial Conjunto de Monitoreo de los integrantes OPEP y no OPEP en su encuentro del 22 de septiembre en Viena, Austria”.

Estas opciones “se presentarán en la Conferencia de la OPEP, en noviembre”. EFE


Lea también: