Brote de Bocio en Portuguesa sobrepasa los 800 casos

Brote de Bocio en Protuguesa |Foto: Efecto Cocuyo

Brote de Bocio en Protuguesa |Foto: Efecto Cocuyo

En materia de salud muy pocos informes se hacen públicos sobre las enfermedades que aquejan a la población venezolana, en un intento de callar o censurar la realidad para no causar “preocupación”.

Sin embargo, se conoció que en el estado Portuguesa el brote de bocio, es decir, glándula tiroidea está cerca de alcanzar los mil. Y esta cifra es conocida por el Ministerio de Salud. 

El brote que inició en un caserío, ya llegó a Guanare, la ciudad capital. Y poca información ha sido dicho de esto. Pero el ex gobernador de la entidad, Iván Colmenares confirmó la veracidad de la patología.

Por su parte, Efecto Cocuyo con información exclusiva de una fuente detalló que la comida que consumían los afectados en la zona de Las Ameriquitas proviene toda de la zona alta del estado, donde está el brote.

“La colectividad portugueseña no conoce el gravísimo problema que comenzó en la zona alta de Portuguesa, en los caseríos Río Anus y San Isidro y en Villa Rosa de Sucre, y que ahora aparecieron en Gato Negro y en Guanare”, enfatizó Colmenares, denunciando también el manejo comunicacional de la situación por parte de las autoridades.

En principio, la información fue divulgada incluso en la página web de la Dirección Estadal de Salud, pero luego de eso, no han actualizado los cambios.

Investigar de dónde proviene la comida de los pacientes es importante, porque allí puede encontrarse la causa del brote: El motivo más usual de esta afectación es falta de yodo en la dieta. Cuando no hay suficiente yodo, la glándula tiroides se agranda progresivamente en un intento para compensar la demanda de producción de hormona tiroidea.

La mayoría de los pacientes tienen antecedentes comunes de alimentarse de lo mismo: lo que reciben en la escuela a través de los programas de alimentación (la Corporación Nacional de Alimentación Escolar, anteriormente conocido como PAE) y de granos provenientes de sus sembradíos.

Una especialista explicó a Efecto Cocuyo que esta es la causa de que los casos sean más comunes en Los Andes que en la costa, donde la sal del mar aporta yodo a la tierra. Aunque en los andes venezolanos se han visto caso, nadie recuerda un brote tan grande como este. “Nos dicen que hubo uno en un pueblo cerca de Mérida, pero no encontramos registros de eso”.

Aunque la alimentación es la principal teoría de los médicos, se están realizando pesquisas para determinar la causa de una vez por todas. Un laboratorio de Valencia es el encargado de examinar el nivel de yodo en agua y yodo en sal, mientras el gremio de salud del estado celebra la pequeña victoria que es la llegada de los reactivos para el perfil tiroideo.

Los reactivos llegaron este 19 de diciembre, más de un mes después del primer caso, registrado el 8 de noviembre. Nada más en la última semana se registraron 200 casos, según denunció Colmenares. Y estos 800 son los registrados por MinSalud, pero los especialistas dicen que puede haber más.


LEA TAMBIÉN: