Cuando Fidel Castro quiso fusilar a su hermano Raúl

Guerrilleros en Sierra Maestra. Che Guevara (en el centro) y Fidel Castro, con gafas |Foto: El País

Guerrilleros en Sierra Maestra. Che Guevara (en el centro) y Fidel Castro, con gafas |Foto: El País

Según nota del diario español El País , con información del periodista Enrique Meneses en invierno de 1958, Fidel Castro-en aquel momento un rebelde guerrillero luchando por la revolución-quiso fusilar a su hermano, Raúl Castro, actual presidente de Cuba. 

“¡En cuanto llegue lo fusilo! ¡Me importa un carajo que sea mi hermano! ¡Lo fusilo!”. La voz enfurecida pertenece a Fidel Castro, entonces un joven revolucionario y el principal líder de los insurgentes, y el objetivo de su ira es su hermano menor, Raúl. “Celia Sánchez (una guerrillera muy cercana a Fidel) intentó calmarlo diciéndole que no era posible que un hermano fusilase a otro por mucha culpa que tuviese”, reza el relato de Meneses, recogido en su libro, Fidel Castro, patria y muerte.

Esta es una versión actualizada del libro que Meneses publicó en 1966 y que estaba agotado. Según su familia, el reportero, fallecido en 2013 a los 83 años, pidió que esta biografía personal de Fidel se publicase después de la muerte del líder cubano, que se produjo el sábado 26 de noviembre a los 90 años. El libro, que cuenta con un prólogo de Jon Lee Anderson, se pone a la venta este lunes publicado por Ediciones del Viento, que editó también las memorias de Meneses, Hasta aquí hemos llegado.

¿Qué había ocurrido para sacar de sus casillas a Fidel Castro? Meneses, que pasó cuatro meses en dos etapas diferentes con los insurgentes, narra que Raúl Castro y Ernesto Che Guevara se intercambiaban una incesante correspondencia sobre teoría marxista desde las columnas guerrilleras en las que combatía cada uno de ellos. Pero una de las cartas fue interceptada por el Ejército y utilizada por el régimen de Batista para expandir que pretendían imponer un régimen comunista en la isla.

En el momento Fidel convenció a su hermano Raúl a que cesara el epistolar y luego gritó: “¡Odio tanto el imperialismo yanki como el soviético! ¡No estoy rompiéndome los cuernos luchando contra una dictadura para caer en otra!”. Nunca imaginó que años después fuese tildado de comunista instaurando el modelo en Cuba. 

Meneses en la biografía señaló el abismo de cambio entre el Fidel Castro de Sierra Maestra con el que pasó varias horas hablando y el posterior Fidel que se hizo presidente tras haber derrocado el régimen de Batista.

“Su egocentrismo, su sentido mesiánico, su afán de publicidad lo convierten en un monologuista que rehúsa toda clase de diálogo, todo tipo de crítica, por constructiva que sea”, escribió. 

Meneses conoció a Castro en diciembre de 1957 y subió a la sierra en enero de 1958. Consiguió que las fotos llegasen a Miami a través de un correo de su confianza —una joven de 17 años que las escondió entre su ropa— y Paris Match publicó el reportaje, para que nadie le robase la exclusiva, cuando el autor todavía se encontraba en la isla, una imprudencia que estuvo a punto de costarle la vida y que le hizo pasar por las cárceles de Batista.

El reportero español no había sido el primero en entrevistar a Castro, pero sí en hacer un reportaje a fondo sobre la guerrilla.


LEA TAMBIÉN: