¡DE ESCALOFRIOS! Azafata que sobrevivió al accidente de Chapecoense contó cómo fue el instante trágico

La azafata Ximena Suárez es una de los seis supervivientes del accidente de avión del Chapecoense | Foto: La Vanguardia

La azafata Ximena Suárez es una de los seis supervivientes del accidente de avión del Chapecoense | Foto: La Vanguardia

Al descubrimiento de las cajas negras, se suma ahora el testimonio de una de los seis sobrevivientes del accidente aéreo que sufrió el avión en que viajaban los jugadores del equipo de fútbol brasileño Chapecoense: la azafata Ximena Suárez.

Suárez contó en su declaración a la secretaria de Gobierno del departamento de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez, que su último recuerdo en el avión es del momento en el cual se apagaron las luces. “Las luces se apagaron y no recuerdo más hasta ahora”, retrató.

«El avión se apagó por completo y tuvo un fuerte descenso, seguido de un gran impacto», detalló en declaraciones reproducidas por el diario “El Colombiano”.

Suárez alimentó la versión que señala que el avión cayó por no ser adecuado para distancias largas: «El avión sí es limitado para esa ruta. Yo volaba un RJ100, muy parecido, para SAM en los años noventa. No se trata en todo caso de una aeronave anticuada, cuenta con todos los sistemas. Pero las siglas RJ representan Regional Jet, es decir que es para rutas cortas, generalmente locales, de dos horas”. Y agregó: “La operación del avión fue estirada hasta su límite y de una forma indebida«.

Solo dos miembros de la tripulación boliviana que iba en el avión donde se trasladaba el Chapecoense, sobrevivieron, Ximena Suarez, la azafata (de rojo) y un mecánico. | Foto: @KathyRabczuk

Solo dos miembros de la tripulación que iba en el avión donde se trasladaba el Chapecoense, sobrevivieron, Ximena Suarez, la azafata (de rojo) y un mecánico. | Foto: @KathyRabczuk

Esta joven, que según el diario boliviano El Deber sufrió una fractura de tibia y peroné en la pierna derecha, fractura de radio y cubito, además de varios golpes en la cabeza, trabaja en aerolíneas desde hace ocho años, pero a Lamia entró en noviembre del 2014, justo cuando la empresa cambiaba de dueños.

Ximena fue llevada de urgencia al hospital San Juan de Dios de la Ceja cuando la encontraron entre los restos del avión.

Los demás sobrevivientes también están siendo atendidos en distintos centros médicos de Colombia, que intenta recuperarse de la peor tragedia aérea en su historia reciente, desde que en diciembre de 1995 más de 160 ocupantes de un avión de la aerolínea American Airlines murieran al estrellarse en una zona montañosa cerca de la ciudad de Cali, en el suroeste del país.

Lo testimonios de las personas que lograron salir con vida del incidente van a ser claves a la hora de la investigación. Hasta ahora la información es confusa y las causas del accidente, inciertas.


Lea también:

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a