La desgarradora confesión de Hamilton

Hamilton es historia de la F1 al ganar 104 carreras. Su triunfo del domingo es uno de los más emotivos porque volvió a ganar después de un largo y difícil camino. La mejor era del británico fue entre 2014-2021. En esos 8 años batió prácticamente todos los récords y logró 81 triunfos con Mercedes y 6 títulos para un total de 7 coronas. En términos numéricos, 11 triunfos en 19 carreras en 2014, 11 de 21 en 2018 y 2019 y 10 de 22 en un 2021 increíble.

“Lo de hoy tiene un significado tan importante… es el honor más increíble, el estar en el peldaño más alto del podio aquí en Silverstone. Creo que ahora mismo mi corazón está aún compitiendo. Hemos vivido tantos momentos asombrosos aquí; y hoy ha sido el final más emotivo para una victoria que he tenido nunca”, decía tras abrazar a su padre y a su madre, sin poder contener las lágrimas.

Lewis sorprendió al reconocer que “había días que no podía salir de la cama”. “Han sido un par de años realmente exigentes para todo el mundo en el equipo. Y, sabiendo lo duro que todo el mundo ha trabajado para protagonizar este regreso, creo que ha sido una auténtica liberación emocional”, argumentó.

Y en rueda de prensa, también sorprendió al reconocer que había tenido “problemas de salud mental”.

“La sensación es diferente a las carreras anteriores, y particularmente a las carreras en las que ganas una tras otra o temporadas en las que tienes múltiples victorias. Creo que con la adversidad que hemos atravesado como equipo, y que personalmente he sentido que he experimentado, esos desafíos, el desafío constante que todos tenemos de levantarnos cada día y dar lo mejor de nosotros… Hay tantas veces en las que sientes que tu mejor esfuerzo simplemente no es suficiente, y la decepción que a veces puedes sentir. Vivimos en una época en la que la salud mental es un problema tan serio, y no voy a mentir, lo he experimentado”, aseguró.