El increíble salto de más de dos metros de una atleta para romper un récord mundial que recorre el mundo

Yaroslava Mahuchikh saltó 2.10 metros durante el Meeting de París y dejó atrás una marca que tenía 37 años de vigencia

La ucraniana Yaroslava Mahuchikh pasó a la historia del atletismo tras superar la mítica barrera de los 2.10 metros en salto en alto durante el Meeting de París, la octava cita de la Diamond League de la temporada.

Con solo 22 años, la ucraniana superó el récord de la búlgara Stefka Kostadinova, quien mantenía la plusmarca mundial femenina desde 1987 (2.09 metros). El evento se celebró en el Estadio Charléty, donde Mahuchikh logró la hazaña en su primer intento, lo que provocó su alegría y la de los espectadores que fueron testigos de un nuevo récord en la historia del atletismo.

Mahuchikh, quien ganó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y se coronó campeona en el Mundial de Budapest que se celebró el año pasado, comenzó su participación en la competición en París superando el listón a 1.92 metros en el primer intento. Posteriormente, necesitó dos intentos para superar 1.95 metros, pero continuó ascendiendo sin mayores problemas. Cuando el listón se elevó a 1.98 metros, Mahuchikh volvió a saltar en su primer intento, mostrando una consistencia impresionante.

El punto culminante de la competencia llegó cuando la ucraniana logró superar la barrera de los 2 metros (2.01 y 2.03). Con estos saltos, se quedó en solitario tras los tres fallos de la australiana Nicola Olyslagers, su máxima rival en la jornada. A partir de ahí, Mahuchikh aceptó el desafío de superar los 2.07 metros, un centímetro más que su marca personal, lo cual consiguió en su segundo intento con cierto margen, como informó el sitio oficial de World Athletics, la federación internacional de atletismo.

Fue entonces cuando Mahuchikh se encontró ante la histórica oportunidad de dejar atrás la marca que había logrado la búlgara Kostadinova: pidió que la varilla se elevara a los 2.10 metros y se preparó para su salto final. En su primera tentativa, superó el listón arqueando su espigado cuerpo de 1.80 metros con una técnica impecable para dejar atrás los registros de la sueca Kajsa Bergqvist y la croata Blanka Vlasic (ambas lograron saltar 2.08).