A 20 segundos del despegue, Rusia abortó el viaje de tres astronautas a la Estación Espacial Internacional (+Video)

El cohete Soyuz iba a partir desde la base Baikonur en Kazajistán transportando a la estadounidense Tracy Dyson de la NASA, Oleg Novitsky de Roscosmos y Marina Vasilevskaya de Bielorrusia. No se ha informado de la causa, pero la tripulación está a salvo

La agencia espacial rusa Roscosmos canceló el jueves el despegue de tres astronautas a la Estación Espacial Internacional, apenas unos 20 segundos antes del despegue, pero la tripulación está bien, informaron autoridades.

El cohete Soyuz MS-25 iba a despegar desde la base Baikonur en Kazajistán transportando a los astronautas Tracy Dyson de la NASA, Oleg Novitsky de Roscosmos y Marina Vasilevskaya de Bielorrusa.

La cancelación tuvo lugar cuando la Soyuz ya se encontraba en la rampa de lanzamiento con el fin de partir a las 13:21 GMT.

Roscosmos explicó que el despegue fue cancelado por un sistema automatizado de seguridad justo cuando los motores de la nave ya estaban listos para el lanzamiento y despedían humo.

”Atención. Se ha producido una cancelación de vuelo automática. Llevar las unidades del complejo de lanzamiento a su estado de partida. Prepararse para su estacionamiento durante 24 horas”, informó la agencia rusa durante la transmisión en directo.

El comentarista de la NASA, que también retransmitía en directo el lanzamiento, indicó que “no se produjo el arranque de la secuencia de motores que se espera normalmente en ese momento”, veinte segundos antes del despegue.

“Se emitió la orden automática de abortar la cuenta atrás, poniendo fin al lanzamiento”, añadió.

Según la NASA, “los ingenieros ya están en la plataforma de lanzamiento para evaluar qué pudo desencadenar la interrupción”, pero todavía se desconoce la causa exacta. “La tripulación está segura a bordo del vehículo Soyuz”.

Inicialmente, la Soyuz MS-25 tenía que ser lanzada el 13 de marzo, pero luego Roscosmos lo pospuso al 21 de marzo.

El plan de vuelo de la nave contemplaba el acoplamiento con el módulo Prichal del segmento ruso de la plataforma orbital.

Este es un nuevo revés para el sector espacial ruso, que sufre desde hace años problemas de financiación, escándalos de corrupción fracasos, como la pérdida en agosto de 2023 de la sonda lunar Luna-25.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a