La icónica Ruta 66: ¿cómo es la carretera de casi 4 mil kilómetros que atraviesa EE.UU.?

La Ruta 66, conocida como Main Street of America, es una carretera que simboliza la búsqueda de libertad y aventura. Inaugurada en 1926, esta vía de casi 4.000 kilómetros conecta Chicago, Illinois, con Los Ángeles, California, atraviesa 8 estados y ofrece una ventana única a la diversidad geográfica y cultural de Estados Unidos. Más que una simple carretera, la Ruta 66 es un viaje al corazón de la historia estadounidense, refleja cambios sociales, económicos y culturales a lo largo del siglo XX.

A lo largo de su recorrido, la Ruta 66 ha sido testigo de importantes eventos históricos, desde el Dust Bowl y la Gran Depresión hasta su desuso con la creación de la red de autopistas interestatales en 1985.

Sin embargo, lejos de quedar en el olvido, ha resurgido como un destino turístico por excelencia, atrayendo a viajeros de todo el mundo deseosos de experimentar su mística. Con sus icónicas paradas como el Cadillac Ranch, el Midpoint Café, y vistas impresionantes como el Gran Cañón, la Ruta 66 ofrece una experiencia inolvidable, marcada por la nostalgia,

la belleza natural y la rica herencia cultural de Estados Unidos.

¿Cómo es la carretera de casi 4.000 kilómetros que atraviesa Estados Unidos?

La Ruta 66 no es solo una carretera, es un símbolo de la cultura estadounidense que invita a explorar la esencia de Estados Unidos. A lo largo de su trazado, la ruta ofrece paisajes variados, desde vastas llanuras hasta desiertos y montañas, pasando por pequeñas ciudades que parecen detenidas en el tiempo. Cada estado por el que pasa la ruta —Illinois, Missouri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California— aporta su propio encanto.

Uno de los aspectos más atractivos de la Ruta 66 es su capacidad para conectar al viajero con la historia viva de Estados Unidos. Desde moteles retro y antiguas gasolineras hasta diners que sirven platos clásicos estadounidenses, la ruta es un testimonio de la era dorada del automóvil en EE. UU. Además, la Ruta 66 ha inspirado innumerables obras de arte, música y literatura, reflejando su impacto indeleble en la identidad nacional.

La planificación del viaje es crucial para aprovechar al máximo la experiencia de la Ruta 66. Se recomienda dedicar al menos dos semanas para recorrerla con calma, permitiendo detenerse en los numerosos puntos de interés y absorber la atmósfera única de cada lugar. También es importante tener en cuenta la estacionalidad, ya que algunas épocas del año pueden ser más propicias para el viaje debido al clima y a la disponibilidad de atracciones.

Por La República

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a