Internacionales

La metida de pata de Trump que podría costarle muy caro próximamente

Donald Trump y un traspié en una presentación judicial. Foto AP

Donald Trump confundió a la periodista E. Jean Carroll, quien lo acusó de violación en la década de 1990, con su exesposa Marla Maples. Así lo revela un documento judicial de una declaración realizada en octubre que trascendió este jueves en Estados Unidos.

Los caminos de Trump (76 años) y Carroll (79) se cruzan en los estrados de Nueva York con un doble caso civil desde 2019. La ex columnista de la revista Elle lo demandó por difamación y violación. Asegura que el ex presidente estadounidense la violó en un vestidor de una tienda de departamentos en Nueva York en 1995 o 1996.

En junio de 2019, el entonces mandatario calificó sus acusaciones de «completa mentira». Ante esta situación, Carroll presentó la demanda por difamación. Más tarde, en noviembre, presentó una segunda demanda bajo una nueva ley que le permitió demandarlo por agresión, a pesar de que el plazo de prescripción del delito había pasado.

Ambas partes presentaron sus declaraciones juradas en octubre pasado. El video con la comparecencia de Trump se hizo público esta semana, lo que ventiló una situación insólita.

E. Jean Carroll demandó a Donald Trump por agresión sexual y por difamación. Foto AP

Durante su testimonio del 19 de octubre pasado, el político y empresario reafirmó su línea de defensa desde su mansión de Mar-a-Lago: «Diré esto con el mayor respeto: primero, ella no es mi tipo; segundo, nunca sucedió» el crimen del que se le acusa.

Trump dijo que, si bien no es «políticamente correcto» decir que ella no es su tipo, aseguró que tenía que defenderse. Añadió que no estaba destinado a ser tomado como un insulto.

Pero cuando se le mostró una foto de sí mismo con Carroll en una recepción de la década de 1990, respondió: «Esa es Marla, esa es mi esposa». Fue Alina Habba, su propia abogada, quien salió a su rescate y lo corrigió.

Donald Trump, que estuvo casado de 1993 a 1999 con la actriz Marla Maples y conoció a su actual esposa Melania en 1998, comparecerá el 10 de abril ante un tribunal de Nueva York.

Donald Trump metió la pata al intentar defenderse en una demanda por agresión sexual y difamación. Foto AP

Otras respuestas de Donald Trump en la declaración

Según fuentes citadas por CNN y Washington Post, la metedura de pata corre el riesgo de socavar uno de los principales argumentos de la defensa de Trump: que no pudo haber agredido sexualmente a Carroll porque no era su tipo.

En la misma audiencia, cuando se le preguntó si alguna vez besó a una mujer sin su consentimiento, Trump testificó titubeando: «Bueno, no… No se me ocurre ninguna queja. Pero no. Quiero decir, no lo creo». También negó haber tocado los pechos o las nalgas de una mujer.

La abogada de Carroll, Roberta Kaplan, le preguntó: «¿Alguna vez has presionado a una mujer para que tenga sexo contigo?». A lo que el ex presidente contestó con su estilo desafiante: «La respuesta es no. Pero puede que tengas algunas personas, como tu cliente, que estén dispuestas a mentir».

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a