InternacionalesSin Categoria

Desgarrador: paramédico atendió un accidente y descubre que la joven que murió era su hija

Las heridas eran tan severas que no pudo distinguir que la persona que atendió durante 20 minutos, era su «propia sangre»

Una terrible tragedia se registró en el norte de la ciudad de Calgary, Canadá. El 15 de noviembre dos adolescentes regresaban a su casa cuando su carro chocó contra otro automóvil que se aproximaba. Tras el accidente una de ellas quedó atrapada y sufrió graves heridas, mientras que la otra joven pudo salir del vehículo. Lo que nadie se esperaba es que la chica que quedó atrapada sería atendida por su propia madre, que tras las graves heridas que tenía, no la pudo reconocer. 

Así se suscitaron los hechos

La joven de las graves heridas se llamaba Montana, su madre, la paramédico Jayme Erickson asistió durante 20 minutos a la escena del siniestro. Relató que las heridas eran tan «horribles» que ni siquiera la reconoció. Terminando su jornada laboral y regresando a casa fue cuando se dio cuenta que la persona accidentada se trataba de su propia hija. Al llegar a su domicilio, agentes de la Real Policía Montada de Canadá le dieron la terrible noticia y la chica se debatió entre la vida y la muerte hasta el 20 de noviembre del año en curso. En sí, la menor de edad estuvo 5 días agonizando hasta que finalmente sus lesiones terminaron por quitarle la vida.

Jayme Erickson compartió en redes que los órganos de su hija serían donados y que la familia, aunque con mucho dolor, estaba tranquila de que su sacrificio podría salvar la vida de otras personas. «Ella era una guerrera y luchó hasta el día que murió», enfatizó la paramédico.

La joven estuvo cinco días internada en el hospital, pero falleció debido a sus terribles lesiones. FOTO: Facebook de Jayme Erickson

Esto fue lo que la mujer compartió en redes sociales

A través de su perfil personal de Facebook, la paramédico despidió a su hija. Comentó que la peor pesadilla que le podría ocurrir a una persona que lleva a cabo esta profesión, se hizo realidad y fue atender el 15 de noviembre a las 4:30 pm a su propia hija. Describió que tanto ella como su compañero fueron enviados con extrema urgencia al oeste de Airdrie, una ciudad que al español se traduce como «Alberta» en Canadá. A su llegada encontraron a dos pacientes con heridas, sin embargo, tal como los hechos relatan una de ellas se encontraba atrapada en el automóvil y gravemente herida. Narró que se sentó en el automóvil para atender las lesiones de la joven mientras al mismo tiempo la trataba sacar del fuego.

Luego enfatizó que una ambulancia aérea se hizo cargo de la atención de la paciente una vez que la sacaron el automóvil. Ella no esperaba que al terminar su turno y regresar a casa, las autoridades le comentaran que su hija era la que había sufrido tan desastroso accidente. 

«Mi vida cambió para siempre. El paciente gravemente herido que acababa de atender, era de mi propia sangre. Mi única hija. Mi mini-yo. Mi Montana. Sus heridas eran tan horribles que ni siquiera la reconocí. Me llevaron al hospital para ver a mi niña, y me informaron que sus lesiones no le permitirían seguir con vida.», escribió la madre de la joven en su perfil de Facebook.

Finalmente el 20 de noviembre se tuvo que despedir de su pequeña Montana de tan solo 17 años, mismos que Jayme Erickson recalcó que no fueron los suficientes para disfrutar de su hija. Dijo estar agradecida por el tiempo a su lado, pero más que nada, su sentir era de enojo y tristeza por la impotencia de no saber en que adulto se pudo haber convertido.

«¿Quién habrías sido tú? Nunca te veré graduarte y cruzar el escenario, nunca te veré casarte, nunca sabré quién habrías sido. Te amo más que a nada en este mundo. Sí, incluso con los enojos, mi niña. Apreciaré los recuerdos que hicimos y el tiempo que pasamos juntos. Estoy destrozada. Estoy rota. Me falta un pedazo de mí. Déjenme recoger los pedazos y de verdad espero poder continuar con mi vida.», detalló.

Los padres de la víctima dieron una conferencia de prensa para dar la noticia del fallecimiento de su hija y la donación de órganos. FOTO: AP

Cerró su escrito dando un consejo general a sus amigos y conocidos de la plataforma de Meta. Dijo que todos amaran con todo su corazón a sus seres queridos, que los mantuviesen cerca de sí mismos, que los abracen todos los días y creen la mayor cantidad de recuerdos posibles. «Si vas a amar a alguien, aguanta todo lo que puedas… hasta que no puedas.», finalizó la paramédico.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a