Curiosidades

Científico estadounidense sabe dónde se esconden los extraterrestres y filtró la “dirección”

Ben Zuckerman, profesor de la Universidad de California, asegura que hay civilizaciones extraterrestres ocultas en esferas artificiales en el espacio y dio detalles de cómo viven a través de una extensa investigación.

No estamos solos y eso es un hecho. La noticia llega esta vez desde los Estados Unidos, donde un experimentado astrofísico planteó la posibilidad de la existencia de vida extraterrestre en toda la Vía Láctea.

Según reveló hace pocos meses en un informe, Ben Zuckerman, profesor de la Universidad de California, los citados seres podrían esconderse en esferas artificiales que giran alrededor de ciertas estrellas en la vía Láctea.

¿Puede ser posible que haya vida en otros planetas?, ¿Sería extraño creer que otras civilizaciones comparten con la nuestra la inmensa galaxia? ¿Cómo es que viven “escondidos”? Apenas tres preguntas, de las miles de incógnitas que surgen al respecto, fueron las que planteó el estudioso en su investigación.

Tras una ardua tarea, y exploración sin descanso, el científico estadounidense Zuckerman,  afirmó que existe la posibilidad de que diferentes civilizaciones extraterrestres inteligentes se encuentren escondidas en lo que sería una especie de esferas artificiales, ubicadas en los alrededores de las estrellas enanas blancas halladas en la Vía Láctea.

Una vez que encontró la punta de sus averiguaciones, fue apoyado por quienes le indicaron el camino correcto de su tesis. De esta manera desarrolló la teoría de las “Esferas Dyson”. Según el astrofísico, la presencia de seres de otros planetas podría darse justo allí. El experto informó que podría tratarse de las poco conocidas esferas Dyson, registradas en la década de los 60, aunque sin gran difusión.

Para el investigador, al igual que los humanos necesitamos de las energías encontradas en la Tierra, o el Sol, estas civilizaciones, al estar más avanzadas en todo tipo de inteligencia, podrían construir grandes estructuras, las que tienen como función orbitar su estrella anfitriona, y así recolectar la cantidad de energía suficiente para subsistir.

De todas maneras, en su resolución señaló también la posibilidad de estructuras no detectadas, invisibles a nuestra vista. En paralelo, el astrofísico advirtió que las chances de comprobar que exista vida extraterrestre y esta se acerque al Sistema Solar para construir una estructura así relativamente son pocas.

Hasta ahora, los expertos no lograron detectar indicio alguno de presencia de seres en enanas blancas, pero estiman que podrían existir millones en el universo y que ahora mismo se estén construyendo grandes estructuras imposibles de ver, al menos en la actualidad, con los aparatos de la más alta tecnología existentes entre nosotros.

Además, concluyó que ante la inmensidad de la Vía Láctea, y las miles de energías que allí habitan, se podría dar la citada presencia inteligente sin que tengamos el más mínimo conocimiento sobre ello. Como el caso de las esferas de Dyson, una megaestructura hipotética propuesta en 1960 por el físico Freeman Dyson, en un artículo de la revista Science llamado “Búsqueda de fuentes estelares artificiales de radiación infrarroja”.

Según Freeman, lo que él llamó como “esfera de Dyson” es básicamente una cubierta redonda de tamaño astronómica comparable con un radio equivalente al de una órbita planetaria alrededor de una estrella, la cual permitiría a una civilización avanzada aprovechar al máximo la energía lumínica y térmica de ese astro.

Con información del Diario Cronica de Argentina.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a