Internacionales

La Reina Isabel modificó su testamento pocos días antes de morir para dejar a alguien por fuera

La Reina Isabel II falleció este 8 de septiembre del 2022, a sus 96 años de edad. Se ha dado a conocer que la monarca modificó su testamento el pasado 30 de agosto. Durante los últimos tiempos la reina había estado ausente de varias actividades públicas para dedicarse a descansar, sin embargo llamó también la atención por actualizar el documento sobre su herencia.

La modificación consistió en haber dejado por fuera a dos miembros de su familia, Meghan Markle y su hija Lilibet Diana Mountbatten-Windsor, bisnieta de Isabel. Según informo el International Business Times, así como también  la reina Isabel II dejó claro que sus joyas serian repartidas una vez que ya no esté. Incluye lujosos prendedores, collares, pendientes, aros y anillos, y están valorados en un aproximado de 110 millones de dólares.

Kate Middleton, esposa de William, se quedara con gran parte de la herencia. Es ella quien será reina una vez que su esposo asuma como rey.

La Reina Isabel II no considero dejar nada para Meghan Markle ni su bisnieta Lilibeth Diana, y el resto de las joyas serán repartidas entre las mujeres de la familia.

La reina Isabel se aseguró días antes de partir de sacar del testamento a dos miembros de la familia real.

 

Muchos comentan que la pequeña Lilibeth es el clon de la Reina Isabel, debido a su extremo parecido de ella en su niñez.

Con información de Lacuarta