Internacionales

Empresario venezolano Gustavo Arnal fue demandado por un motivo sensible antes de morir en New York

Gustavo Arnal al parecer sufría una condición mental. Imagen cortesía.

El director financiero de Bed Bath & Beyond, Gustavo Arnal, que fue encontrado muerto el viernes tras caer desde el piso 18 de un edificio de apartamentos de la ciudad de Nueva York, fue nombrado recientemente en una demanda que lo acusa de fraude.

El incidente se produjo menos de dos semanas después de que el ejecutivo, de 52 años, fuera nombrado en una demanda colectiva federal por acusaciones de fraude de valores federales, uso de información privilegiada e incumplimiento del deber fiduciario, según documentos judiciales.

Su muerte también se produce pocos días después de que Bed Bath & Beyond anunciara el cierre de 150 tiendas y la reducción del 20% de su personal corporativo.

Arnal está citado en la demanda junto con el inversor activista y presidente de GameStop, Ryan Cohen, que según la demanda colaboró con el director financiero en un “plan fraudulento para inflar artificialmente el precio de las acciones cotizadas de Bed Bath & Beyond”.

La demanda, presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia el 23 de agosto, afirma que Cohen y Arnal proporcionaron “declaraciones materialmente falsas en relación con la situación financiera y la situación del holding” de Bed Bath & Beyond para su beneficio financiero. El demandante principal es el inversor Pengcheng Si.

“Los acusados, a sabiendas de que la información que divulgaron era falsa, se aprovecharon del precio inflado de las acciones y utilizaron presentaciones fraudulentas y engañosas ante la SEC para vender todas sus acciones y opciones [de Bed Bath & Beyond] a precios artificialmente inflados a inversores públicos desprevenidos e inocentes y luego se quedaron con el control de los beneficios”, afirma la demanda.

El 18 de agosto, tanto Arnal como Cohen vendieron acciones de la empresa, Arnal vendió más de 42.000 acciones por un valor estimado de 1 millón de dólares, y Cohen vendió la totalidad de su participación del 9,8% a través de su empresa, RC Ventures, lo que provocó el desplome de las acciones.

La demanda alega que Cohen -que también es cofundador de Chewy y presidente de GameStop- se acercó al director financiero sobre su esquema de “pump and dump” en marzo de 2022, y “convenció a Gustavo de que su plan sería mutuamente beneficioso.”

“Bajo este acuerdo, los acusados se beneficiarían generosamente de la subida del precio y podrían coordinar su venta de acciones para optimizar sus ganancias”, afirma la demanda.

1
¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Más nuevos Más antiguos Más votados
Notificar a
Arturo
Invitado
Arturo

Bueno Venezuela, una raya más…