CuriosidadesSucesos

Renunció a su trabajo, se fue a vivir a una isla paradisíaca y tuvo un triste final

La joven australiana que se mudó a Bali y cuatro meses después tuvo un trágico desenlace.

Una mujer australiana, quien en este año se había mudado a la isla de Bali en búsqueda de una nueva vida, tuvo un trágico final. Sus seres queridos dieron a conocer el hecho por medio de sus redes sociales.

Olyvia Cowley tenía 24 años y era oriunda de Queensland, estado ubicado en el este del país oceánico, informaron diarios locales. A principios de abril, de acuerdo al portal de noticias 7News, se tomó un vuelo con destino al Sudeste Asiático tras haber renunciado a su trabajo.

Cowley eligió a Indonesia como su nuevo lugar en el mundo. Se instaló allí -en Bali- y pasó los últimos cuatro meses planificando la apertura de una tienda de ropa boutique, según divulgó el periódico Daily Mail Australia, citando a una fuente cercana.

Cambio de rumbo. La joven dejó su trabajo y se fue a vivir a la isla de Indonesia. Foto: captura/TikTok.

El 3 de abril, ella compartió un video en su cuenta de TikTok acerca de su cambio rotundo: «POV (Punto de Vista): dejás tu empleo y te mudás a Bali«, escribió al respecto, junto a imágenes de las actividades que ya había realizado en la isla.

«POV: te das cuenta de que estás viviendo todo lo que siempre has deseado», avisó Cowley en un clip, con fecha de 29 de abril.

En los meses siguientes, Cowley subió más filmaciones en la plataforma, destacando otras de sus experiencias en tierras de Indonesia, como su estadía en un hotel con piscina o una caminata por una ciudad.

El trágico final

El pasado 19 de agosto, consignó Daily Mail Australia, la joven fue hallada sin vida en el inmueble de Bali donde estaba hospedándose.

Las causas de su muerte no han sido difundidas. Se cree, según el mismo medio diario, que las autoridades aún se encuentran investigando el caso.

Cowley. Fue hallada sin vida en el lugar donde estaba hospedándose.

 

Los periódicos australianos indicaron que la mamá de Cowley y su padrastro viajaron en los últimos días a Bali con la intención de repatriar los restos de su hija.

El homenaje de su familia

«Mi princesa. Olyvia Cowley. Mi Brillo. Mi mundo. Querida, mi corazón no sabe qué hacer… ¡Me duele! Te extraño como si no hubiera un mañana. Oh mi niña, abrazarte de nuevo es todo lo que anhelo. Tu mamá, por siempre«, expresó su madre Christina a través de una publicación en su perfil de Facebook.

En la misma sintonía, la hermana de la Cowley -llamada Hope– le dedicó otro mensaje. «Dejaste tantas huellas en esta tierra, mi querida hermana. Te siento siempre. Nos vemos pronto, mi niña», redactó en Instagram.

Mensaje. «Te extraño como si no hubiera un mañana», escribió su madre Christina.

 

Por otro lado, conocidos de la familia iniciaron campañas de recaudación de fondos con el objetivo de ayudar con los gastos de repatriación.

«El viernes 19 de agosto, nuestra querida Olyvia perdió la vida de manera inesperada en Bali. Sus seres queridos están planeando traer los restos de Liv a Golden Coast (N. del R.: la región donde vivía ella en Australia)», advirtió la organizadora de la campaña en GoFundMeShae Barr, «amiga de la familia», de acuerdo al portal 9News Australia.

«Olyvia, de 24 años de edad, siempre trajo luz y amor dondequiera que fuera. Su sonrisa iluminaba la habitación. Hija, hermana, tía, nieta, sobrina, prima, amiga y mucho más. Olyvia murió repentinamente mientras se encontraba en Bali», afirmó otra amiga, Tanya, en el sitio web Givealittle, donde también se creó una campaña para colaborar con la familia.