InternacionalesPolítica

Alcalde de New York se encuentra indignado tras llegada masiva de venezolanos desde Texas

Inmigrantes venezolanos hacen fila a la espera de ser trasladados a refugios proveídos por el estado, hoy, en Nueva York (Estados Unidos). EFE/ Javier Otazu

Un centenar de inmigrantes, la mayoría de ellos venezolanos, llegaron esta mañana a la Estación Central de autobuses de Nueva York, enviados desde Texas, en viajes organizados por el Gobierno de ese estado, que ha declarado expresamente que quiere así repartir la carga que representa la presión migratoria.

Según dijeron a Efe fuentes de la alcaldía de Nueva York, desplazados a la estación para montar un dispositivo urgente de acogida, han sido tres los autobuses llegados en la mañana de hoy, que han completado su viaje luego de tres días de trayecto desde la frontera de Texas con México hasta Nueva York.

La alcaldía, con asistencia de organizaciones no gubernamentales, les entregaban una caja con comida y los iban distribuyendo en albergues —familias por un lado y por otro los hombres solteros, que son mayoría— por la ciudad, salvo a aquellos que expresaban su deseo de dirigirse a casa de amigos o familiares.

Inmigrantes venezolanos hacen fila a la espera de ser trasladados a refugios proveídos por el estado, hoy, en Nueva York (Estados Unidos). EFE/ Javier Otazu

Roger, un venezolano de 42 años, sastre de profesión, declaró a Efe que no fue forzado en ningún momento a subir en el autobús, pero tras tres meses de penalidades desde que salió de su país “atravesando selvas y desiertos”, aceptó la propuesta de ser trasladado de forma gratuita a Nueva York.

Roger, que ha hecho todo su viaje solo, aspira a ganarse la vida como sastre en la Gran Manzana, pero está dispuesto “a aceptar cualquier trabajo” para salir adelante.

El alcalde de Nueva York ha declarado en numerosas ocasiones que la ciudad proveerá alojamiento a los emigrantes indocumentados mientras legalicen su situación —al igual que hace con todos los sin techo—, y este argumento ha sido utilizado por el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbot, para enviar a emigrantes a Nueva York y Washington, gobernadas por alcaldes demócratas.

Los envíos de emigrantes se están haciendo sin la menor coordinación a nivel político, dijeron a Efe las fuentes municipales, y el gobierno de Texas, pese a ser el que organiza los viajes, no informa ni del número de autobuses, los emigrantes que transporta o el estado en que se encuentran (por ejemplo, si tienen enfermedades).

Además, el gobierno de Texas ha impuesto a las compañías de autobuses un contrato de confidencialidad para que no desvelen detalles sobre estos viajes, según denunciaron ayer fuentes de la alcaldía.

Solo algunas organizaciones caritativas, frecuentemente religiosas, consiguen información “in situ” en Texas de los propios emigrantes y la transmiten a Nueva York, y es a través de ellas como se está organizando el dispositivo de acogida.

Más de 4.000 inmigrantes están registrados con el sistema de albergues de la ciudad, a donde han estado llegando hace algunos meses, vía Washington DC, luego de que Texas enviara también allí autobuses con indocumentados.

El alcalde de New York se encuentra indignado.

El gobernador de Texas republicano Greg Abbott desafió a las autoridades de la Gran Manzana de New York en expresión de rechazo a la política migratoria de Joe Biden.

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, demócrata, dio este martes una fuerte respuesta al gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, después que el político sureño enviara cientos de migrantes, la mayoría venezolanos, en autobús a New York como parte de su desafío a la política migratoria implementada por la Administración del presidente Joe Biden.

En vista de que Abbott busca reelegirse este año, la prensa le preguntó a Adams si se involucraría en el proceso electoral texano. «Ya llamé a todos mis amigos en Texas y les dije cómo emitir su voto. Y estoy pensando seriamente en tomar un autobús lleno de neoyorquinos para ir a Texas y tocar puertas«, dijo el alcalde.

«Porque, por el bien de Estados Unidos, tenemos que sacarlo de su cargo«, agregó en conferencia de prensa con indignación por la crisis de autobuses de migrantes llegando a New York.

Desafío a Nueva York

El pasado viernes 5 de agosto, Abbott anunció que enviaría a Nueva York un primer autobús con migrantes que han solicitado asilo en Texas tras cruzar de México a EE.UU. De esa manera, dijo el republicano, espera que otros estados vivan de primera mano los problemas que experimenta el sur del país debido a la política migratoria de Biden.

Desde mediados de abril, Abbott ha organizado el envío de autobuses llenos de migrantes en situación irregular a Washington D.C., donde los dejan a unas cuadras del Capitolio.

«Además de Washington, Nueva York es un destino ideal para estos migrantes, que pueden disfrutar de la abundancia de servicios y viviendas de los que se ha jactado el alcalde Eric Adams dentro de esa ciudad santuario», apuntó Abbott en un comunicado de prensa.

«Espero que cumpla su promesa de dar la bienvenida a todos los migrantes con los brazos abiertos, para que nuestras ciudades fronterizas, invadidas y abrumadas, puedan encontrar alivio», agregó.

La madrugada del domingo arribó a Nueva York el primer autobús, llevando a bordo 14 migrantes que viajaron durante tres días, según reportaron medios locales.

En su conferencia del martes, Adams calificó como «irresponsables» las acciones del gobernador texano y manifestó que este no puede atribuirse ningún «éxito» al «tratar a las personas con esta falta de dignidad» y someterlas a «condiciones inhumanas».

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a