Tecnología

Ya salió la primera imagen del James Webb: El telescopio que costó 10.000 millones de dólares (+Comparativa)

Hoy es el día. La NASA acaba de hacer pública la primera imagen oficial del James Webb: una alucinante «fotografía» del cúmulo SMACS 0723, la imagen infrarroja más profunda y nítida jamás tomada del universo primitivo. Pero lo que vemos es más que una imagen: es la confirmación de que el James Webb está listo para cambiar la forma en la que vemos el cosmos.

La importancia de estas imágenes es tal que, pese a que la NASA había anunciado que se harían públicas el día 12 de julio, el Presidente Biden decidió hacer un avance él mismo. Eso es lo que podemos ver: la respuesta a la pregunta de si los 10.000 millones de dólares que hemos invertido en él han merecido la pena.

¿Qué estamos viendo?

La imagen que se ha hecho pública es de SMACS 0723. Un área del Universo donde un alto número de galaxias generan una enorme lente gravitacional. La calidad es realmente excepcional: estamos ante la imagen infrarroja más profunda y nítida jamás tomada del universo primitivo. Y, de hecho, no solo es una imagen preciosa, sino que va a aportar luz (y nunca mejor dicho) al que seguramente sea el objeto más misterioso de la lista de objetos «fotografiados» por el Webb.

¿Cómo se ha detectado?

Cuando decimos que el James Webb es el observatorio espacial más grande y complejo jamás construido, es difícil saber de qué estamos hablando. Cuando aseguramos que nos va a ayudar a entender los últimos 13 mil millones de años de historia del Universo, sigue siendo algo abstracto y poco tangible. Pero si decimos que sus sensores de infrarrojos serían capaces de detectar el calor que genera un abejorro en la superficie de la Luna, todo empieza a hacer real. El James Webb es un monstruo capaz de cosas que hasta hace muy poco parecía ciencia ficción.

El Webb es un telescopio infrarrojo. Es decir, sus espectrógrafos están centrados en longitudes de onda más largas de lo que el ojo humano puede detectar. La información que está en esas longitudes de onda (información a la que telescopios como el Hubble no pueden acceder) es crucial para obtener detalles sobre la constitución misma del cosmos.

Pero no hablamos de una cámara infrarroja más, no. Hablamos de MIRI (Mid-Infrared Instrument), el instrumento más sofisticado enviado al espacio para trabajar en el rango del infrarrojo térmico (longitudes de onda de 5 a 28 micras).

Este instrumento une una cámara de imagen, un espectrógrafo de campo integral y un coronógrafo. Elementos entre diez a cien veces más sensibles que el telescopio Spitzer y una resolución angular de 8 veces superior.

¿Por qué es importante?

«Webb está diseñado para ser una herramienta increíblemente poderosa que verá el borde del cosmos, las galaxias más distantes, tal vez incluso las primeras estrellas que se formaron», explicaba esta mañana Heidi Hammel, vicepresidenta de la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía. Y, en el fondo, esa es la clave de todo: las ambiciones son tan grandes que en algún momento tenía que empezar a dar cuentas de sus avances.

Este es el momento: hoy es el verdadero pistoletazo de salida. Desde su lanzamiento, el telescopio ha ido preparándose para conseguir estar plenamente operativo. A partir de ahora, el James Webb deja las calibraciones, las pruebas y los procesos de preparación y se enfrenta a su destino: cambiar nuestra forma de ver el Universo.

¿Qué nos queda por ver?

La lista original de la NASA anunciaba las imágenes de dos nebulosas, dos planetas y un conjunto de cinco galaxias. Mañana podremos disfrutar del resto:

La nebulosa de la Quilla. Uno de las nebulosas más brillantes del cielo, la nebulosa Carina (o nebulosa de la Quilla) es también una de las más grandes. Situada a unos 7.600 años luz de nosotros, se expande a lo largo de entre 50 y 260 años luz. Si las nebulosas son, grosso modo, nubes de gas de las que surgen las estrellas, esta cuenta en su interior con un mínimo de doce estrellas con la masa de entre unos 50 y 100 soles.

WASP-96b (espectro). El planeta gigante WASP-96b es un objeto muy interesante: se trata del primer planeta conocido cuya atmósfera no tiene nubes (pese a estar compuesto principalmente por gas). Tiene aproximadamente la mitad de la masa de Júpiter y se encuentra a unos 1.150 años luz de nosotros donde orbita a su estrella cada 3,4 días.

La nebulosa de los Ocho Estallidos. También recibe el nombre de Nebulosa del Anillo Sur o de las Ocho Explosiones. En este caso se trata de una nebulosa planetaria, una nube de gas que rodea a una estrella en sus etapas finales de vida y se expande alejándose de ella a unos 15 kilómetros por segundo. Se encuentra a unos 2.000 años luz y su diámetro aproximado es de medio año luz.

El quinteto de Stephan. También conocido como Grupo Compacto de Hickson 92, se trata de un grupo de cinco galaxias situadas en un área relativamente cercana. Es además el primer cúmulo de galaxias con sus características descubierto nunca. Las galaxias más lejanas de este clúster se encuentran a 290 millones de años luz de nosotros.

Cuatro de estas galaxias se encuentran los suficientemente cerca como para que las interacciones gravitatorias entre ellas hayan causado un “baile” de estrellas que ha causado a su vez la causante del aspecto de las galaxias. En ellas habitan un gran número de estrellas de diversas edades tal como muestra la variedad de sus colores.

3
¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Más nuevos Más antiguos Más votados
Notificar a
William
Invitado
William

10.0000 para saber como empezó todo! Inversión que podría estar encaminado a erradicar la hambruna mundial y evitar el conocimiento de para donde vamos! Son 40mil billones de pesos Colombianos. Erradican el hombre mundial.