Internacionales

La inesperada reacción de Putin al enterarse que espera una bebé

Según el diario The Mirror, el presidente de Rusia espera una niña con su supuesta pareja

El presidente ruso Vladimir Putin, de 69 años, ha decidido ampliar la familia. Además de las dos hijas adultas que tuvo en su matrimonio con su ex esposa Liudmila, de quien se separó en 2013, ahora espera un bebé, en concreto, una niña, según publica The Mirror, de su relación con su supuesta amante, la gimnasta Alina Kabaeva, de 39 años, quien estaría embarazada del tercer hijo de la pareja. Putin y Kabaeva mantienen una relación secreta desde 2008 y fruto de ella habrían tenido dos o tres hijos varones, según varios medios.

El rotativo sensacionalista británico cita como fuente una cuenta de Telegram actualizada por expertos del Kremlin. Según esta versión, el dirigente ruso no está muy contento y al conocer la noticia habría exclamado: “Ya tengo suficientes hijos y tuve suficientes hijas hace mucho tiempo”.

Las dos hijas adultas de Putin conocidas son la académica y empresaria Maria Vorotsova, de 37 años, y la científica y exbailarina Katerina Tikhonova, de 35.

Ganadora del oro olímpico, se dice que su supuesta amante, Kabaeva, ha tenido una familia paralela con el presidente ruso desde hace tiempo, si bien ella nunca lo ha confirmado ya que es una persona muy reservada.

Alina Kabaeva, junto a Vladimir Putin FOTO: ARCHIVO LA RAZON

Con la gimnasta, el presidente ruso habría tenido otros descendientes. El mayor habría nacido en Suiza en 2015 y el otro en Moscú en 2019. Algunas fuentes dicen que en 2019 tuvo gemelos.

La relación entre el presidente y la ex gimnasta comenzó hace 20 años, cuando ella apenas tenía 17 años y era habitual en los podios de la gimnasia rítmica. Kabaeva era una de las gimnastas más mediáticas, debido a su calidad como deportista, su elegancia y su belleza, que le llevó a protagonizar la portada de una revista en la que posó semidesnuda.

En octubre de 2004 anunció su retirada del deporte tras verse salpicada por un escándalo de dopaje.

Kabaeva es una de las grandes celebridades en Rusia, pero está sancionada por la UE y en Estados Unidos, que la ven como testaferro de la fortuna oculta del presidente ruso.

La amante de Putin se había asentado desde el inicio de la guerra en Ucrania, el 24 de febrero, en una vivienda de lujo blindada, en Suiza, junto a los hijos que presuntamente tiene con el líder ruso, hasta que el 26 de abril compareció en un evento público en Moscú para presentar una actuación de gimnasia rítmica para el festival Alina, una exhibición de gimnasia que lleva su nombre.

En aquella comparecencia, Alina fue rotunda. Según el periódico italiano Corriere della Sera, la ex gimnasta dijo que “lo que está ocurriendo ahora, con la exclusión de nuestros atletas de las competiciones internacionales, es una de las páginas más vergonzosas de la historia moderna. Cuando se mataba a civiles en Yugoslavia, Irak, Libia y Siria, Occidente nunca tuvo un problema con ello, y nunca sancionó a ningún Estado que participara en la destrucción de esos países”.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a