Sucesos

La lamentable historia de un niño de ocho años que murió tras quedar atrapado entre lavadora y secadora mientras jugaba a las escondidas

Wrangler Hendrix, de 8 años, murió al quedar atrapado entre la secadora y lavadora de su casa mientras jugaba a las escondidas con sus primos cuando estaba de visita en la casa de sus abuelos en Georgia, Estados Unidos.

Las autoridades del condado Thomas informaron que el niño se escondió detrás de los electrodomésticos y se presume que quedó atrapado.

«Después de unos cinco a diez minutos, la familia del niño lo descubrió y luego comenzó a realizar reanimación cardiopulmonar«, señalaron.

Al parecer el menor respondió brevemente a las labores de reanimación; sin embargo, volvió a dejar de respirar y murió poco después en el hospital donde confirmaron que no presentó ningún traumatismo en el cuerpo por lo que se cree que murió por asfixia posicional.

«Wrangler estaba en segundo grado y era hijo de Rhonda White y William Andrew Hendrix. Los arreglos funerarios se llevarán a cabo en Jewett, TX en Ricks-Bowers Funeral Home. Será enterrado en el cementerio de Sardis», informó la familia.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a