Nacionales

Las palabras y la confesión de la única alemana detenida en Apure

Alemana

Maichle Katharina, la alemana que fue detenida en el estado Apure en 2021 por presunta posesión de drogas, relató en una carta, escrita en español, cómo ha vivido su detención en un país que no conoce. En el texto, reiteró su inocencia y denunció que los funcionarios que los arrestaron los incriminaron por considerarlos “hippies” y, también, “por aprovecharse monetariamente”.

Los abogados de Katharina, Enrique Parra y Gonzalo González, revelaron la carta de cuatro hojas de cuaderno y escritas a lápiz a través de Crónica.Uno, el pasado 23 de mayo.

En la misiva describió cómo ha sido tanto su detención como la de su novio venezolano Roeny Pacheco. “150 días de depresión, 150 días de miedo, de inseguridad, de rabia. 150 días de la gran tarea de encontrar lo que se llama resiliencia”, dijo.

En el texto, señaló que los cuatro uniformados que la arrestaron e inculparon por presunta posesión de droga, vieron en su apariencia física y la de su novio, una oportunidad para aprovecharse.

Vea también: Alicia Machado le responde a Liliana Morillo después de que le faltara el respeto (+Video)

“Se nos describe como hippies, esa apariencia mía, mi cara de gringa o rusa, como me suelen llamar muchos de los militares, andando con un hombre moreno con rastas, parece haber sido la causa principal para relacionarnos con un paquete de droga que ni siquiera estuvo en el mismo vehículo donde viajábamos”, cita la carta.

Su detención se produjo la noche del pasado 11 de diciembre, cuando ambos viajaban en dos busetas turísticas que se trasladaban hacia Caracas por la ruta Arauca-Apure. La pareja fue aprehendida en el Punto de Atención Ciudadana (PAC) de la GNB de Totumitos, jurisdicción de Guasdualito.

En una de las unidades, que no era en la que se movilizaban Katharina y Pacheco, los funcionarios hallaron un empaque que contenía 500 gramos de marihuana.

La alemana reveló que desde hace dos años vivía con su novio en Huila, Colombia, y viajaba a Caracas, capital de Venezuela, para conocer a sus suegros.

En Colombia, vivimos los dos juntos en nuestra pequeña finca, con nuestros animales, en la naturaleza. Un estilo de vida alternativo que elegimos conscientemente…Es mi primera vez en Venezuela, llegué para conocer a los padres de mi prometido”, contó.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a