InternacionalesPolítica

La “fase activa” de los combates acabará entre dos o tres semanas, asegura asesor de Zelenski

Vista general de una calle con maquinaria militar rusa destruida en las áreas recuperadas por el ejército ucraniano en la ciudad de Bucha en la región de Kiev, Ucrania. EFE/EPA/OLEG PETRASYUK

La fase activa de los combates en Ucrania acabará en dos o tres semanas, aseguró este domingo el asesor de la Presidencia ucraniana Oleksiy Arestovich.

“En dos, máximo tres semanas, la fase activa se acabará y para el 9 de mayo (día en el que Rusia celebra la victoria de la URSS sobre la Alemania nazi) anunciarán victorias preliminares, dirán que las tareas han sido cumplidas y ofrecerán negociar”, dijo al portal independiente en ruso Meduza, con sede en Letonia.

Según Arestovich, la pregunta será si Kiev acepta entonces las condiciones de Moscú.

“La gente quiere que luchemos, acabemos con ellos y les echemos de nuestra tierra”, aseguró.

Asimismo, dudó de que las negociaciones puedan tener mucho éxito puesto que la postura de Kiev es “muy firme”.

“Nuestra postura es muy firme, no sé si Rusia lo va a aceptar”, dijo.

Si las conversaciones fracasan, Rusia tratará de concentrar más fuerzas para continuar ataques locales y volver a emprender una ofensiva “allá a finales de agosto”.

Arestovich pronostica que este intento también está condenado a fracaso y puede haber otro “en octubre”.

“Luego todo dependerá de cómo funcionan las sanciones, si habrá más y cómo continuará llegando la ayuda occidental a Ucrania”, opinó.

“Porque eso puede continuar hasta el Año Nuevo”, advirtió.

En todo caso, subrayó que hay que comprender que todo ello ya no será la fase activa de la guerra, sino combates por posiciones concretas en la línea del frente.

“Todas las operaciones futuras serán de menor tamaño que la actual”, afirmó.

Arestovich descartó que las hostilidades puedan extenderse a otros países europeos porque, según él, Rusia no tiene ahora capacidades para ello.

Al ser preguntado sobre los objetivos actuales de Kiev, el asesor presidencial dijo que, “como mínimo, hay que expulsar (a los rusos) a las posiciones del 23 de febrero”, que ocupaban antes de la guerra.

A la vez, aseguró que el Gobierno planea resolver el futuro de los territorios de Donbás y Crimea a través de medios políticos y diplomáticos.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a