Estilo de vida

¿Qué pasa si me acuesto a dormir después de comer?

¿Qué pasa si me acuesto a dormir después de comer?

Si se tiene este mal hábito, es el momento de cambiarlo ya que puedes tener problemas en tu salud.

Luego de comer es común que a las personas les de sueño, y si hay posibilidad, se terminan acostando durmiendo ante a esta petición del cuerpo, no obstante, ocurren diversos efectos en el cuerpo que no son muy saludables, por lo que es importante saber lo que pasa si se sucumbe ante el sueño tras consumir alimentos.

Especialistas señalan que el motivo de que nos dé sueño luego de comer se debe a que esta acción provoca que los niveles de glucosa aumentan y esta hace que disminuyan las orexinas, las cuales son unas hormonas que se crean en el hipotálamo y son las encargadas de mantenernos alerta. Es así que una ligera modificación en los niveles de glucosa ya tiene efectos en nuestro cuerpo y nos produce ganas de dormir.

Muchas personas aprovechan a tomar una siesta tras alimentarse, o también hay quienes les gusta cenar poco tiempo antes de irse a acostar para dormir, lo cual aunque parece un hábito inofensivo, en realidad no lo es.

Esto es lo que pasa si me acuesto a dormir después de comer

Si tienes el hábito o costumbre de acostarte dormir tras comer, es el momento de ideal de cambiarlo ya que puedes tener problemas en tu salud, pues esto es lo que pasa:

  • Se puede producir acidez, reflujo e indigestión

Si una persona se recuesta tras haber comido, los jugos gástricos suben por el esófago y causan reflujo, es decir, la sensación de que la comida se te regresa. Mientras tanto, también se estará bloqueando el proceso de digestión y se tendrá la sensación de pesadez por varias horas.

  • Subes de peso

En caso de acostarse dormir después de comer, las propiedades de los alimentos no se digieren correctamente y aumentan sus calorías, por lo que hay un efecto directo en el peso de las personas, lo que puede llevar a padecer sobrepeso y desarrollar diversas enfermedades, entre ellas, la diabetes.

  • Hay riesgo de sufrir un problema cerebrovascular

Cuando no se deja pasar un tiempo necesario para la digestión y se duerme inmediatamente, aumentan las posibilidades de presentarse una falta de oxigenación, el cual podría derivar en afectaciones a nivel circulatorio y cerebral.

Ante estas situaciones, lo recomendable es permanecer sentado o reclinado y esperar alrededor de 30 minutos antes de ir a dormir. Asimismo, se debe evitar acostarse completamente después de comer o cenar.

Finalmente, algunos estudios indican que el metabolismo se hace más lento a altas horas de la noche, por lo que lo más saludable es que a estas horas no se consuman alimentos muy condimentados, legumbres y carbohidratos.

 

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a