Internacionales

La pesadilla que vive una venezolana que emigró ilegalmente a EE.UU. y ahora espera respuesta de asilo bajo vigilancia y un grillete

Melissa, nombre ficticio por protección, es una venezolana de 28 años que ingresó de forma ilegal a Estados Unidos, ahora vive en la ciudad de Las Vegas, en Estados Unidos, y aunque está libre el gobierno vigila sus pasos a través de un grillete electrónico que le colocaron en su tobillo.

Este aparato ha causado un gran impacto en la criolla, quien salió de Venezuela en 2016, vivió cuatro años en Panamá, de donde se vio obligada a salir por la xenofobia y ahora vive en Estados Unidos a donde llegó tras pasar por las ciudades de Cancún y Tijuana, en México.

El 27 de junio de 2021 se entregó a la Patrulla Fronteriza norteamericana, y estuvo tres días detenida, asegura que no fue maltratada, aunque solo comía manzanas y tomaba agua.

«No me trataron mal, pero solo comía manzana y tomaba agua. Uno no espera una atención VIP, los adultos podemos aguantar, pero ¿cómo le explicas a un niño que eso es lo único que hay para comer?», dijo en una entrevista ofrecida a El Pitazo.

El trabajo recoge el testimonio de esta mujer que tuvo que permanecer detenida en las llamadas «hieleras», un lugar con bajas temperaturas sin camas ni servicios adecuados.

«Mi hijo y yo pasamos frío. No teníamos cómo cubrirnos. Yo lo abrazaba para darle calor, pero el ambiente era helado. Fueron dos noches duras, casi no pude dormir; tampoco ducharme. Estábamos detenidas 200 personas y sólo contábamos con dos baños para hacer nuestras necesidades», explicó.

Detalló que actualmente no puede salir de Las Vegas, las autoridades le impiden movilizarse a más de 122,31 kilómetros de distancia de su casa, y sus movimientos pueden vigilarlos gracias al dispositivo que lleva en el tobillo desde junio de 2021.

«Nunca me indicaron por qué. Mucha gente dice que eso depende de lo que declares en la entrevista de miedo creíble (un filtro para determinar si existe un caso de persecución y si es comprobable), pero a mí nunca me hicieron ese cuestionario y cuando me preguntaron por qué había emigrado ahora de Panamá, argumenté los incidentes de rechazo que viví en ese país», detalló.

Reconoció que llevar el grillete la ha afectado emocional y físicamente, pues cargar el dispositivo le ha causado unas lesiones dolorosas en sus tobillos.

«Emocionalmente lo del grillete te pega mucho. Los primeros días lloraba a cada momento, mi amor propio estaba por el piso. A los cuatro meses de usarlo, se me hicieron dos heridas en mi tobillo derecho, así que las autoridades me lo cambiaron al izquierdo y actualmente tengo rosetones. Llevar grillete es una experiencia traumática que afecta tu salud mental y física», reconoció.

El grillete es un localizador satelital que indicó la ubicación de la persona, se trata de una tobillera de caucho negro de cuatro centímetros de ancho y 155 gramos de peso, resistente al agua, y sellada con una cerradura que solo abren las autoridades que supervisan a la persona que está en proceso de deportación sin necesidad de encarcelarla, pero no les permite alejarse de su residencia.

«En mi caso no me puedo alejar más de 76 millas (122,31 km) de mi casa y si quiero salir de Las Vegas, por cuestiones de mudanza, debo solicitar un traslado. Aunque yo entré y me dieron una orden de deportación, solicité asilo y eso me ampara. Ahora queda esperar si me lo aprueban. Mientras tanto, cada 15 días me llaman para monitorearme. Las autoridades me preguntan: ¿Estás bien?, ¿Con quién estás en casa?, ¿Tienes síntomas de COVID?, ¿Necesitas ayuda de alguna institución del Estado?, ¿Estás trabajando? A esto último les respondo que no», manifestó.

Aunque Melissa está consciente de que ingresó de manera ilegal a EEUU, cree que el método del grillete no es adecuado.

«Me parece que la opción de tener una aplicación en el teléfono es mejor, porque sumado a la depresión que ocasionan estos dispositivos en el tobillo, causan dificultades para dormir, ardor en la piel y limitan el tipo de ropa que puedes usar, como, por ejemplo, los pantalones tipo tubitos», mencionó.

 

con información de El Pitazo.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a