Entretenimiento

El desprecio de la reina Isabel II que hizo enfurecer a Harry

Imagen referencial. Fuente: La Patilla

En la previa de su tradicional discurso de Navidad al pueblo británico del año 2019, la reina Isabel II habría eliminado del escritorio desde el cuál daría su mensaje una foto en la que se encontraban su nieto el príncipe Harry, la esposa de este, Meghan Markle, y el pequeño hijo de ambos, Archie.

Esta decisión intempestiva de la monarca habría sido tomada como un desaire por el propio Harry, que sintió que lo habían “borrado” de la familia y eso desencadenó su decisión de alejarse de la órbita de la familia real británica, en el episodio conocido mundialmente como el “Megxit”.

La versión de que la reina decidió suprimir la foto de su nieto Harry en la previa de su discurso navideño de 2019 fue dada a conocer por el libro ‘Hermanos y Esposas’; dentro de las vidas privadas de William, Kate, Harry y Meghan, del periodista estadounidense Christopher Andersen, que vio la luz en el Reino Unido este martes.

La publicación afirma que Isabel pidió a un ayudante que sacara del escritorio un retrato de los duques de Sussex y su bebé de ocho meses. En el lugar había una serie de fotografías y retratos de diversos miembros de la familia real, como el príncipe Felipe de Edimburgo, el padre de la reina, George IV, el príncipe Carlos con Camila Parker Bowles y el príncipe William -hermano de Harry- con toda su familia.

‘Hermanos y Esposas’ cuenta con el testimonio de una fuente cercana a la familia real, que relató el hecho con lujos de detalles. Según este informante anónimo -que reproduce el medio Page Six- la reina “miró por encima de la mesa donde estaban dispuestas las fotos que ella había seleccionado con tanto cariño”. Luego, la monarca reflexionó, y le dijo al director que grababa el mensaje: “Todas las fotos está bien, menos una”. A continuación, ella señaló el retrato de Harry, Meghan y Archie y dijo: “Esa. Supongo que no la necesitamos”.

Así fue como, al momento de dar su discurso navideño, los millones de espectadores que fueron testigos del mensaje de la reina no vieron sobre el escritorio la imagen del hijo menor del príncipe Carlos y Lady Di, ni de su familia más íntima.

Lea también: Demi Lovato aseguró que le dio un concierto a fantasmas

Las razones y las consecuencias de sacar la foto

De acuerdo con el libro, la decisión de la reina de eliminar la fotografía del escritorio real tuvo que ver con la iniciativa de Harry, que ese año había optado por pasar la Navidad con su esposa, su hijo y su suegra, Doria Ragland, en Canadá, en lugar de en el Reino Unido.

La publicación también cuenta que, cuando el príncipe William vio el mensaje de la reina por televisión, se horrorizó al ver la ausencia de la imagen de su hermano y le dijo a su esposa Kate que el duque de Sussex posiblemente estaría “terriblemente molesto” con la situación.

Andersen añade en su libro que este desaire de la monarca hizo que Harry le confesara a un amigo que sentía como si él, Meghan y Archie “fueran borrados de la familia”. Un mes más tarde, el matrimonio de Sussex negoció con la Casa Windsor su éxodo de las obligaciones reales y se mudaron a vivir a los Estados Unidos. Un movimiento al que la prensa mundial le puso el nombre de “Megxit”.

Sin embargo, tal como lo recuerda la versión estadounidense del sitio Cosmopolitan, la reina no ignoró del todo a su nieto Harry en su mensaje navideño. Ella les dedicó las siguientes líneas: “Doscientos años después del nacimiento de mi tatarabuela, la reina Victoria, el príncipe Felipe y yo hemos estado encantados de dar la bienvenida a nuestro octavo bisnieto en nuestra familia“. Se refería, claro, al nacimiento de Archie, que llegó a este mundo el 6 de mayo de 2019.

Con información de La Patilla

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a