Descubren identidad de la hermosa novia de «Er Conde del guácharo» y se prenden las redes (+Fotos)

Er Conde del Guácharo tiene novia a quien ha querido mantener lejos del ojo público.

El comediante venezolano Benjamín Rausseo mejor conocido como Er Conde del Guacharo, se habría dado una nueva oportunidad en el amos tras su fallido matrimonio con su exesposa Yulimar Sánchez. De acuerdo con la cuenta de farándula «La Viperina», indicó que el criollo estaría saliendo con una hermosa jovencita.

Según fuentes confiables y mediante lo que pudimos investigar, la muchacha se llama Marinés Fernanda

, está residenciada en Italia. Su romance con el abogado y empresario es de vieja data, pues están juntos desde hace mucho tiempo, sin embargo, por decisión del mismo Bejamín la relación ha avanzado pero en secreto. 

En su cuenta de IG donde cuenta con más de 13 mil seguidores, Marinés destaca por su belleza y pronunciados atributos físicos, además presume una vida llena de lujos y viajes por el mundo. Además, la mujer posee otra cuenta @MF.ZC pero privada en la misma red social, donde comparte fotografías muy románticas con el comediante.

Por ultimo, es preciso mencionar que hace un tiempo atrás cuando el venezolano le ofreció una entrevista a Viviana Gibelli no negó su romance con la muchacha aunque no reveló su identidad y solo dio la pista de que vivía lejos.

«Estoy separado por la pandemia de mi novia, está lejos, no te voy a decir porque puede volver (…) nos separamos por la pandemia», detalló el criollo.

3
¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Más nuevos Más antiguos Más votados
Notificar a
José Salazar
Invitado
José Salazar

A bicha pa fea.Parece un transformista. El novio aparte de feo es un viejo ridículo. Ese bufón es millonario?

AUXILIADORA MIRANDA
Invitado
AUXILIADORA MIRANDA

Pobre conde lo van a dejar con el pelero, después de haber pagado tantas cirugias, jajajajajajajajaja Er conde es más feo que la tabla de machacar carne jajajajajaj, mira er conde los billetes compran bastante. OJO PELAO o vas a quedar como tus chistes groseros.