Destacado

Venezolano en China pagó mas $1.000 por su pasaporte, Saime no le da respuesta y ahora podría ser deportado

Imagen referencial. Fuente: Notitotal

Un joven venezolano residenciado en China y que prefirió mantener su identidad en el anonimato, denunció que, en febrero de 2021, habría pagado la prórroga de su pasaporte al Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), pero que, tras dos meses, no habría conseguido respuesta al respecto. Al poco tiempo, el gobierno chino anunció que no aceptaría esta extensión del documento de identidad.

La noticia obligó al joven a cancelar la prórroga y a solicitar una nueva cita, esta vez, a través de un gestor. El trámite, según dijo a El Nacional, le costó $400, a los cuales se suma la primera prórroga. Tras este hecho, el sistema y el Saime estuvieron en “actualización” durante meses.

Como si fuese poco, la cita para el pasaporte nuevo nunca llegó, a pesar de que el dinero fue debitado de la tarjeta de crédito del gestor: “El pago nunca rebotó y, como todo se hizo a través de un gestor, no pude recuperar el dinero”.

Lea también: Se negó a aceptar matrimonio arreglado y fue brutalmente asesinada por su familia (+Fotos)

Decidió entonces cancelar esa cita y, en el mes de julio, solicitó una nueva, pero esta vez recurrió a la tarjeta de crédito americana de un amigo. En esa oportunidad, el pago sí fue procesado, pero la cita se demoró en ser asignada, por lo que recurrió a otro gestor para agilizar el proceso.

«El gestor me cobró 450 dólares por la asignación de la cita lo más pronto posible. Cuestión que sucedió en horas. Al acudir a la cita, me indicaron que hay que pagar servicios consulares que tienen un costo de 100 dólares en efectivo«, dijo.

El joven no teme tanto por los $1,050 que ha gastado en el trámite, sino por el hecho de vivir en el país asiático sin poseer documento de identidad. En este momento, está a la espera de que su pasaporte sea enviado a China.

«Sin pasaporte, me deportan. No puedo obtener permiso de trabajo renovado, y si me atrapan trabajando ilegal también me sacan del país. Es decir, sin pasaporte no trabajo y sin trabajo mi familia en Venezuela y yo podemos quedarnos en la calle«, lamentó.

Del mismo modo, aunque reconoció que hay empresas que permiten la situación de falta de documentación por un tiempo, no pueden incorporar en nómina a alguien que carece de legalidad en el país.

Con información de Maduradas

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a