Obesidad, drogas y relaciones violentas: La vida de June Shannon, madre de “Honey Boo Boo” (+Detalles)

La dramática vida de Mama June, la mediática madre de Honey Boo Boo.

Desde hace 10 años es la reina de los reality shows. Obesidad, drogas y relaciones violentas, la realidad detrás de su sonrisa.

Detesta que le digan que es un ícono de los reality shows. Pero lo es. Sabemos todo sobre ella. Conocemos sus amores, sus fortalezas y sus debilidades. Desde hace más de 10 años Mama June comparte su intimidad a través de la pantalla. Y seguirá haciéndolo.

Detesta que le digan que es un ícono de los reality shows. Pero lo es. Sabemos todo sobre ella. Conocemos sus amores, sus fortalezas y sus debilidades. Desde hace más de 10 años Mama June comparte su intimidad a través de la pantalla. Y seguirá haciéndolo.

Primero, fue la mamá de Alana Thompson, la carismática Honey Boo Boo de los concursos de mini reinas de belleza. Después ganó un nombre propio. Tanto, que desde 2015 tiene su programa. Un show en el que desnuda -sin el más mínimo pudor- hasta su alma.

Desinhibida, frontal, cambiante. Así es ella y no lo esconde. La vimos feliz, con unos kilos de más; también peleándole duro a la balanza para mejorar su figura. La vimos amar a un hombre y, poco después, detestarlo con la misma intensidad. La vimos reír y pelear con sus hijas con diferencia de minutos… La presentamos.

¿Quién es Mama June Shannon?

June Shannon nació el 10 de agosto de 1979, en McIntyre, Georgia, en Estados Unidos. Leonina de pura cepa, acaba de cumplir 42 años. Según Cosmopolitan, sus padres, Sandra y Melvin Shannon, se divorciaron cuando ella tenía 2 años.

Tuvo una adolescencia complicada. En una entrevista con Entertainment Tonight, reveló que perdió su virginidad a los 12 años con una compañera de escuela.

También confesó que solía salir con hombres mucho mayores que ella. «Estaba saliendo con hombres que tenían entre 20 y 30 años. Mi madre lo sabía», contó.

A los 14, June quedó embarazada de su hija mayor, Anna «Chickadee» Cardwell. En ese momento, se vio obligada a abandonar el secundario. Luego, tuvo tres hijas más: Jessica y Lauryn Shannon y Alana Thompson.

La vida en la pantalla: capítulo uno

Llegó a la fama casi sin querer. Los medios la conocieron como la mamá de Alana, o Honey Boo Boo, la particular niña que alcanzó el estrellato en “Princesitas” (Toddlers & Tiaras), un polémico programa de televisión que pretendía mostrar el lado B de los concursos de mini-reinas de belleza.

Desde un principio, June -que en ese momento tenía cataratas en ambos ojos y pesaba 208 kilos- llamó la atención por su personalidad extrovertida.

Los productores quedaron fascinados con ella y esa familia que al mismo tiempo que se divertían, gritaban y mostraban malos modales encandilaban a la audiencia. June, sus hijas y, en ese entonces, Mike «Sugar Bear» Thompson, el padre de Alana, representaban lo que nadie quería ver.

«Here comes Honey Boo Boo»​, así se llamó el primer reality familiar eran la versión real de Los Simpsons. Verlos en la pantalla era como entrar en el living de cualquier familia y conocer sus lados más oscuros.

El fanatismo extremo por las compras con cupones de descuentos, el lenguaje vulgar y los chistes con doble sentido hicieron explotar el rating. El reality se convirtió en un fenómeno único. Todos lo criticaban pero más lo veían.

A pesar del éxito casi hipnótico que tuvo el show, a los dos años fue cancelado. De acuerdo a lo que informó la prensa local en aquel momento, el canal decidió suspender la emisión luego de que se supiera que Mama June mantenía un vínculo con Mark McDaniel, un hombre que había estado preso acusado de pedofilia. Incluso, su hija mayor dijo haber tenido problemas con él.​

Uno meses después de la cancelación del show, Mama June enfrentó la ruptura más dura de su vida: su separación de Sugar Bear. En un episodio de Marriage Boot Camp -otro reality, para no perder la costumbre- él admitió haberle sido infiel con hombres y mujeres. Ese fue el final de la historia de amor.

La vida en la pantalla: la revancha

Pero Mama June estaba destinada a la fama. Así regresó con toda la fuerza al circuito de realities, pero esta vez ya como protagonista exclusiva. «Mama June: from no to hot» (Mama June: de no a guapa, en español) fue el nuevo desafío que encaró.

Es que después del colapso en su vida personal, la mujer decidió cambiar su vida tanto como su cuerpo. Por eso, en 2016 se sometió a una cirugía bariátrica. La obesidad siempre le había preocupado. El número impacta: bajó de 209 a 73 kilos.

En el programa mostró, minuto a minuto, sus cambios físicos, cómo había cambiado su dieta y las rutinas de ejercicios diarios. Además, se sometió a una abdominoplastia para eliminar el exceso de piel y un levantamiento de senos. Era una persona diferente. El show, por supuesto, fue todo un éxito.

Mientras tanto, Mamá June continuaba cada vez más limitada por problemas de visión. Según People, está ciega en su ojo derecho por tener cataratas congénitas y se sometió a múltiples cirugías para tratar de salvar la visión en su otro ojo, en el que sufrió un desprendimiento de retina.

Con sus consejos y entre apuestas del público para ver si mantenía o no la figura, llegó el año 2019.Todos esperaban ansiosos la nueva temporada. Pero ese año su vida volvió a cambiar.

La adicción a las drogas

Todo ocurrió el 13 de marzo. June fue arrestada en Alabama por posesión de drogas. Su adicción ya había sido una preocupación para su familia. Incluso, al final de la segunda temporada había intentado internarse en rehabilitación. Al segundo día se escapó.

Ese 13 de marzo, June se encontraba junto a Eugene «Geno» Doak, su nueva pareja. De acuerdo a la Oficina del Sheriff del Condado de Macon, ella fue acusada de posesión grave de una sustancia controlada. Tenía crack y cocaína.

Aunque toda su familia y la propia Honey Boo Boo desaprueban su vínculo con Doak, ella está empeñada en mantenerla. Por suerte, sí logró cambiar: anunció que dejó las drogas y lleva un año y medio sobria.

Hoy, su nuevo reality se llama Mama June: Camino a la redención. Ya le pidió disculpas a sus hijas. Por cada capítulo gana unos 50.000 dólares. La vieja -desinhibida, frontal, cambiante- Mama June está de vuelta.

Mama June Shannon es la reina de los reality, aunque a ella no le gusta que la llamen así.

Mama June junto a Honey Boo Boo y el reto de la familia en 2013

«Here comes Honey Boo Boo», el primer reality de la familia.

 

 

 

Con información de La Razón

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a