Deportes

Yulimar Rojas: “Ha sido muy difícil, pero no imposible. Si yo me hubiera enfocado en las dificultades, no sería campeona del mundo”

Este viernes 30 de julio, la venezolana Yulimar Rojas realizó marca de 14.77 metros en su primer intento en las preliminares para clasificar a la final del triple salto femenino del atletismo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Rojas empezó a entrenar con el exsaltador cubano Iván Pedroso, campeón olímpico en Sídney 2000, tras contactarlo por la red social Facebook.

El tetracampeón mundial al aire libre (de Gotemburgo 1995 a Edmonton 2001) y pentacampeón mundial bajo techo (de Toronto 1993 a Lisboa 2001) ya conocía la trayectoria de Rojas y la invitó a establecerse con él en Guadalajara, México.

Desde ahí, su carrera deportiva despegó: plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016, bicampeona mundial de atletismo (Londres 2017 y Doha 2019) y bicampeona mundial en pista cubierta (Portland 2016 y Birmingham 2018), recuerda El Diario.

Mis logros son de Venezuela. Ha sido muy difícil, pero no imposible. Si yo me hubiera enfocado en las dificultades, no sería campeona del mundo. Yo estoy aquí haciendo todo lo posible porque quiero dejar huellas y que la gente sepa que todo lo que nos proponemos lo podemos conseguir”, dijo la atleta en una entrevista a ese medio de comunicación.

La oriunda de Pozuelos, estado Anzoátegui, obtuvo el récord mundial de salto triple con un salto de 15.43 metros en febrero de 2020 en el Meeting Villa de Madrid, superando el récord activo desde el año 2004 logrado por la rusa Tatiana Lebedeva de 15.36.

La clave siempre ha estado en nunca desistir, a pesar de haber caído. Transformar las fallas en impulso. Durante todo este tiempo nos mantuvimos (Pedroso y ella) activos en los entrenamientos, corrigiendo las fallas y aprendiendo a conocer más mi cuerpo para alcanzar lo que queríamos”, dijo.

Con información de El Diario.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a