Internacionales

Con 99,7% de las mesas escrutadas en Perú, Pedro Castillo mantiene ventaja sobre Keiko Fujimori

Imagen referencial. Fuente: Notitotal

Los votos del campo, la selva y del exterior pueden definir el balotaje presidencial del domingo en Perú, donde la derechista Keiko Fujimori va detrás del izquierdista Pedro Castillo, en un país devastado por la pandemia, en recesión y bajo incertidumbre política.

El conteo oficial lo encabeza ahora Castillo con 50,1% de votos, seguido de Fujimori con 49,9%, según reporte de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), con el 99,79% de las mesas de sufragio escrutadas en horas de la tarde de este martes 9 de junio.

En el exterior, Fujimori consiguió el 66,48% de los sufragios frente al 33,51% de su rival, con el 89,47 % contabilizado (se procesó el 100%).

A pesar de que aún no ha terminado el conteo y que no ha sido confirmado oficialmente el ganador, Castillo se dirigió en la noche del martes a cientos de simpatizantes en el centro de Lima en donde insinuó que él era el vencedor de las elecciones.

Seremos un gobierno respetuoso de la democracia, de la Constitución actual y haremos un gobierno con estabilidad financiera y económica”, dijo Castillo.

“De acuerdo con nuestros personeros, nosotros ya tenemos el conteo oficial del partido, donde el pueblo se ha impuesto a esta gesta a la cual saludamos”, agregó.

El político izquierdista pidió “ser vigilantes de la voluntad popular” y saludó a quienes votaron por él frente a su rival de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

Vengo acá a decirle al pueblo peruano, no solamente a expresar mi gratitud, sino también mi reconocimiento a los hombres y mujeres de esta patria que se han puesto de pie acá y en el extranjero, a los hermanos que están fuera del país que se han visto movilizados por la democracia”, dijo.

Elecciones reñidas

Las últimas tres elecciones presidenciales de Perú ilustran el suspenso que caracteriza el escrutinio de votos en este país sudamericano, donde conocer al ganador puede tardar hasta 25 días.

El ballotage entre Castillo y Fujimori pasó a engrosar el grupo de elecciones en las que se tardaron más de 24 horas en conocer quién iba a gobernar el país los próximos cinco años. Fujimori ha protagonizado tres de estos desenlaces, considerando el actual.

Lea también: Precio del dólar da paso atrás y así se cotiza al cierre de la jornada de este #9Jun (+Cifras)

La lentitud con la que el organismo electoral depura los resultados a partir del 90% del escrutinio va de la mano, entre otras cosas, con la logística y la geografía de Perú.

A partir del 90% del escrutinio, el organismo estatal, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), ralentiza porque empieza a depender del orden de llegada de las actas escrutadas provenientes de áreas rurales, selváticas y del extranjero.

En el caso de la Amazonía, varias actas se trasladan por vía fluvial por falta de carreteras.

En relación a votos de los electores que viven en el extranjero, que bordean un millón, las actas solo deben llegar por vía aérea con un funcionario diplomático en aras “de la neutralidad del proceso”.

¿’Remake’ de 2016?

En 2016 el resultado del balotaje entre Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski tardó siete días en ser declarado oficialmente, en un escenario de incertidumbre como el de este martes. El resultado arrojó un estrecho margen a favor de Kuzcynski, que obtuvo 50,12% ante 49,88% de Fujimori.

La ONPE entonces terminó de procesar las actas al 100% una semana después de la elección, tras sumar casi 200 actas que habían sido cuestionadas. La diferencia final entre ambos candidatos fue de 0,248 puntos porcentuales. Fujimori perdió por 42.597 votos de diferencia.

Ballotage 2011 y 2006

En las elecciones presidenciales de 2011 entre Ollanta Humala y Keiko Fujimori, la diferencia fue más amplia (51,4% vs 48,4%), pero los resultados tardaron 10 días en ser formalizados.

En 2006, se tardaron 25 días para definir al candidato que pasaría al balotaje contra Ollanta Humala, ganador de la primera vuelta.

El ex presidente Alan García y la conservadora Lourdes Flores pelearon ese cupo, que se definió por una diferencia a favor del ex gobernante de 0,3%.

García ganaría luego la presidencia con 52,62% frente a 47,38% de Humala. Entonces, la ONPE tardó nueve días en dar los resultados por la impugnación de más de 200 actas.

Con información de Maduradas

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a