«Me dejaron botado», el desgarrador drama de un niño migrante abandonado en la frontera de EE. UU. (+Video)

“Yo venía con un grupo, me dejaron botado y no sé dónde están”, así narra con lágrimas en los ojos y en medio de una zona desértica de Texas, un niño migrante que fue encontrado solo tras haber cruzado la frontera por el Río Bravo (Río Grande, en EEUU).

Entre sollozos el menor le explicó a un automovilista que se encontraba en la zona. “Me pueden robar, secuestrar. Tengo miedo”, aseguró.

El niño no identificado fue puesto a salvo por el conductor del auto, que se trataba de un agente de la patrulla fronteriza que estaba fuera de turno y se dirigía a su casa, según la descripción de un video publicado a través de Facebook.

El pequeño, de entre 10 y 12 años, sobrevivió durante toda la noche en una zona del desierto donde abundan las víboras de cascabel y animales salvajes.

La Agencia de Aduanas y Protección Fronteiza no dio informes sobre la identidad del niño o si viajaba con sus padres, por ser un caso de un menor de edad.

“A todos los padres que están considerando enviar a sus hijos no acompañados a la frontera, por favor reconsideren ese acto porque es muy peligroso exponer a los niños”, señaló a Univision la jefa del sector de Patrulla fronteriza de Texas, Gloria Chávez, tras ser cuestionada sobre el caso del menor.

Este es solo uno de cientos de casos de menores no acompañados que a diario buscan cruzar la frontera con Estados Unidos. Otro de ellos es José, un menor que fue entrevistado por Univision en el lado mexicano de la frontera.

“Quiero estudiar y llegar a grande y tener otro futuro y trabajar”, señaló. Dijo que tuvo que salir solo de Honduras porque sus papás se drogaban.

El Gobierno de EEUU estima que el número de niños migrantes no acompañados que crucen la frontera sur del país siga aumentando de forma significativa durante los próximos dos meses, alcanzando hasta 25,000 menores durante el mes de mayo.

De acuerdo con proyecciones internas preparadas por el gobierno de Biden, en abril podrían cruzar la frontera de forma irregular entre 18,600 y 22,000 menores no acompañados, una cifra que podría aumentar a entre 21,800 y 25,000 en mayo. Si las previsiones se cumplen, el número total estaría entre 40,000 y 50,000 en total en los dos meses.

Actualmente, el Gobierno estadounidense tiene bajo su custodia a más de 18,000 niños migrantes, una mayoría de ellos alojados en albergues y algo más de 5,000 en instalaciones de la Patrulla Fronteriza a la espera de ser trasladados.

El rápido aumento de los cruces de la frontera mexicana por parte de menores, procedentes sobre todo de países de Centroamérica, ha colapsado el sistema de acogida de EEUU.

Con información de Cactus 24

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a