Nacionales

Gasolina artesanal, una peligrosa práctica ante la escasez de combustible en el país

La crítica escasez de combustible en el territorio nacional, ha causado el surgimiento de la elaboración de gasolina artesanal, una peligrosa práctica que utiliza como materia prima el crudo de pozos inhabilitados y abandonados de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Productores agrarios, mayormente de la población de Mene Mauroa en el occidente falconiano, usan este combustible en motos y hasta automóviles, arriesgando la vida útil del motor, para distribuir atender sus cosechas. Destacan que les ha permitido afrontar la escasez de gasolina y gasoil para mantener la actividad en la zona.

Expertos consultados por El Pitazo afirman que este tipo de combustible no es recomendable para vehículos, al contrario, puede hacer que el motor colapse en cualquier momento, debido a lo pesado del hidrocarburo, que no cumple el proceso tecnológico hecho en un laboratorio con equipos de alta presión para obtener las diferentes corrientes: nafta, gasoil y gasolina.

Glenys Arelis Hernández, ingeniera química egresada de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (Unefm) y especialista en Seguridad Industrial, Higiene Ocupacional y Ambiente, considera improbable que ese producto pueda sustituir totalmente a la gasolina.

“La gasolina artesanal no existe”, determinó Hernández al advertir que la caracterización de este producto debe hacerse en un laboratorio donde se establezcan parámetros de combustibilidad.

Aunque no sea gasolina, ese es el término utilizado por los fabricantes, que producen este tipo de combustible lejos de grandes urbanismos, en lugares poco habitados y cercanos a los pozos abandonados de Pdvsa.

Marcos Chirinos, ingeniero químico e integrante del equipo de consultores de la MYG Empresarial, estuvo de acuerdo con esta apreciación. Señaló que para obtener gasolina de óptima calidad se necesitan componentes y aditivos específicos.

El combustible casero o artesanal, como lo llaman sus inventores, lo hacen en alambiques donde procesan el petróleo líquido que sacan de un pozo, a través de envases sostenidos por poleas. El resultado es un tipo de carburante parecido a la bencina, que sirve para motores de combustión interna, pero que no poseen la calidad para poner a funcionar los vehículos al máximo de la eficiencia.

La gasolina es una mezcla de hidrocarburos que se obtiene directamente del petróleo, a través de un proceso de destilación fraccionada, y se utiliza para el funcionamiento de motores de combustión interna, los cuales se encienden mediante chispa convencional o compresión, como es el caso de los carros, las motos, las cocinas, lámparas.

Alta toxicidad

Los especialistas coinciden en que la fabricación artesanal (empírica y sin condiciones tecnológicas acordes) de combustible es tóxica.

Luis Haddar, ingeniero industrial, advirtió sobre los riesgos de este tipo de combustible blanco o casero, con el que se puede perder desde el motor del carro hasta afectar a toda una comunidad por los altos niveles de toxicidad. Los que fabrican esta gasolina artesanal ponen en peligro a las personas que habitan en las localidades donde instalan estos laboratorios empíricos. Indica que “todo intento casero” para elaborar carburante es peligroso, porque se deben mezclar componentes como metil terbutil (MTBE), Isobutano, Alquilamos y Teramil Terbutil (TAME) para elevar el octanaje.

Haddar recalcó que la elaboración de este combustible no es confiable, además de ser un delito en la legislación nacional e internacional.

“Están afectando a la humanidad y es un problema para el ambiente por el inadecuado manejo de sustancias, materiales y desechos peligrosos, que incumple con la Ley Orgánica de Ambiente”, advirtió Haddar.

Implicaciones legales

La cantidad de crudo robado para la elaboración de gasolina casera es ínfima, sin embargo, para el abogado Euro Colina las bandas o personas que elaboran y comercializan con la gasolina blanca, violan las legislaciones ambientales vigentes sobre las actividades de explotación, producción de petróleo y explotación de minerales.

El jurista consultado manifestó que la Ley Penal del Ambiente, entre sus disposiciones generales, establece en su artículo 3 la responsabilidad penal sobre los delitos ambientales.

En su artículo 102, sobre el manejo indebido de sustancias o materiales peligrosos, la Ley señala que serán sancionadas con prisión de cuatro a seis años y multa de cuatro mil unidades tributarias (4.000 U.T) a seis mil unidades tributarias (6.000 U.T.), las personas naturales o jurídicas que:
1. Desechen o abandonen sustancias o materiales peligrosos, en forma tal, que puedan contaminar la atmósfera, las aguas superficiales o subterráneas, los suelos o el ambiente en general.
2. Generen o manejen sustancias o materiales peligrosos provocando riesgos a la salud y al ambiente.
3. Omitan las acciones previstas en los planes para el control de emergencias.
4. Instalen plantas, fábricas, establecimientos o instalaciones que procesen, almacenen o comercialicen sustancias o materiales peligrosos contraviniendo normas legales expresas sobre la materia.
5. Incumplan las normas que rigen la materia sobre traslado o manipulación de sustancias o materiales peligrosos.

Diez detenidos en Falcón

El 3 de septiembre de 2020 fue detenido Ronald Antonio Isea Chirinos, de 38 años, técnico automotriz natural del estado Zulia, quien fue denunciado por sus vecinos por elaborar gasolina casera.

Se conoció que Isea Chirinos recibió el beneficio de libertad bajo presentación cada 15 días al admitir ante la Fiscalía XIV, con competencia en delitos ambientales, que elaboró la gasolina casera solo para consumo propio.

En un procedimiento más reciente, el 28 de enero de 2021, nueve personas fueron detenidas por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), delegación municipal Dabajuro. Informaron que pertenecían a una banda que fabricaba y comercializaba gasolina blanca en Falcón a tres dólares el litro.

Les imputaron los delitos de contrabando agravado, contrabando de extracción, asociación para delinquir, contravención de planes del territorio, emisión de gases capaz de alterar la atmósfera y manejo indebido de sustancias peligrosas. Pese a que esto involucra a Pdvsa, no se han pronunciado al respecto.

Litro y medio en 20 minutos

Los productores de este combustible contaron a El Pitazo que en 20 minutos pueden procesar litro y medio de combustible. No toman en consideración las advertencias de los expertos sobre el peligro tanto para ellos, sus familias e incluso los vehículos.

Sostienen que la elaboración de lo que ellos llaman gasolina y una especie de gasoil ha traído beneficios a las comunidades cercanas.

Cuentan que los productores del campo han logrado distribuir sus insumos desde las fincas en moto y hasta en camiones. Además, cuando han surgido emergencias de salud, gracias a este combustible, han podido trasladar a las personas a los hospitales del estado Zulia, debido a la cercanía con esa región por ser un municipio fronterizo.

Jaime Molleda, habitante de la zona, expresó a El Pitazo que esta modalidad de producción casera ha beneficiado a la comunidad porque a Mene Mauroa no llega gasolina con frecuencia y este sistema les ha permitido paliar la necesidad de combustible.

“Eso no afecta a la comunidad porque ellos la producen en el monte y eso ha salvado mucho a la gente que produce la comida en este municipio, como es el caso de agricultores, pequeños y grandes, porque así logran transportar sus productos. También se usa para resolver los casos de emergencia en salud”, aseguró Molleda.

La elaboración del combustible artesanal lo hacen en zonas alejadas de las grandes ciudades y quienes trabajan en la creación de este producto son las familias que viven en las mismas comunidades rurales, que han hecho de esta actividad una forma de vida. La venden para los vehículos pero también para cocinar, porque no se escapan de la escasez de gas doméstico que existe en Venezuela.

 

Con información de El Pitazo

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a