Nacionales

Joven relata cómo fue víctima de un intento de secuestro en Plaza Venezuela (+Capturas)

Recientemente, se han difundido varias denuncias a través de las redes sociales sobre presuntos intentos de secuestro contra mujeres en la Gran Caracas, sobre todo en sectores como Altamira, Sabana Grande y Plaza Venezuela.

Una joven hizo uso de cuenta en Facebook para exponer una aterradora experiencia que vivió el día martes 16 de marzo en horas de la tarde, luego de salir de su trabajo y dirigirse a su hogar.

De acuerdo a lo narrado por la fémina, al dirigirse a la única salida de la estación de Metro Plaza Venezuela habilitada, esta se encontraba sola y sin aparente presencia de funcionarios de seguridad, por lo que cuando subía por las escaleras un hombre que venía bajando la tomó del brazo diciéndole que la «estaba esperando».

Después de quedar por unos momentos desconcertada, la joven comenzó a gritar y pedir ayuda, al ver a una señora y varias personas que también se encontraban en las inmediaciones del Metro de Caracas.

El hombre, de estatura aproximada de 1.70 a 1.76, «contextura media, cabello negro, blue jeans azul, camisa negra, zapatos marrones», intentó distraer la atención simulando que se conocían y que ella estaba «desorientada» por haberse practicado un examen.

Sin embargo, gracias a un muchacho que reaccionó y corrió a socorrerla, el sujeto desconocido la empujó y huyó del lugar.

A continuación, el relato completo de la chica que decidió compartir en sus redes sociales para evitar que se repitan eventos como este y alertar a otras mujeres a cuidarse:

«El día de ayer salí de mi trabajo hacia la parada de transporte para mi casa, como todos los días en mi habitual recorrido. Al llegar a la parada en la Hoyada eran más o menos la seis de la tarde y está se encontraba sola, sin pasajeros y sin camionetas así que decidí irme hacia plaza Venezuela dónde también puedo solventar para llegar a mi casa, usé el metro como rara vez lo hago, iba acompañada de dos compañeros del trabajo pero su destino no era el mismo, al llegar a plaza Venezuela subí a la estación y salí por la única que en el momento se encontraba habilitada – y sola cabe acotar – así que sali rápido y cuando llegue a las escaleras estaban solas y no servían las eléctricas – como cosa rara – cuando empiezo a subir venía alguien de la calle bajando, un hombre, y cuando coincidimos a mitad de escalera me agarró del brazo y me decía que me estaba esperando, que estaba retardada y que me apurara que el carro ya estaba arriba.

Sinceramente por un momento quedé en shock porque no sabía si le conocía de algo, venía distraída, y cuando reaccioné le pedí que me soltará porque no lo conocía de nada. La escalera seguía sola, y el seguía apretándome del brazo tanto así que me obligó a subir y me caí, en el intento aproveche la situación para voltear y efectivamente ya venía una señora y varias personas más pero a este punto mis nervios no daban para mucho y la confianza menos aún así me puse a gritar que me soltará, que no lo conocía, pedía ayuda y esta persona se atrevió a decir que obviamente nos conocíamos y que yo venía de practicarme un examen que me había dejado desorientada… Grité y grité hasta que el chico que venía detrás intento subir corriendo y el hombre que me tenía agarrada me empujó lo que provocó que me cayera por varias escaleras y me golpeara los brazos dejándome unos moretones.

La descripción de este hombre: Alto 1.70 a 1.76 aprox, contextura media, cabello negro, blue jeans azul, camisa negra, zapatos marrones.

Gracias a Dios conté con ángeles, llegué a mi casa con una crisis de nervios y pensando en todas las mujeres que le suceden estás cosas y no pueden contarlo, sinceramente me daba pánico hacerlo público pero lo hago por mí, por mi mamá y porque todas merecen leer estos relatos y darse cuenta QUE LA SITUACIÓN ES EN SERIO.

Por favor cuidense.»

Con información de Notitotal

1
¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Más nuevos Más antiguos Más votados
Notificar a
Trina zapata
Invitado
Trina zapata

Y una pregunta, la policía del metro, los trabajadores del metro, así de inseguro se encuentran las instalaciones del metro, deciden cobrar, cómo es lo justo y correcto , pero con estos episodios se hace horrible usar este medio de transporte. Tomen verdaderas cartas en el asunto.