Primer detenido por el golpe de Estado a Evo Morales es un exjefe militar boliviano

El primer aprehendido dentro de una investigación por el supuesto «golpe de Estado» contra el expresidente Evo Morales en 2019, es un exjefe militar boliviano.

El militar aprehendido es el almirante Flavio Gustavo Arce, quien fue el jefe del Estado Mayor durante la gestión del comandante de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman, que sugirió a Evo Morales renunciar a la Presidencia el 10 de noviembre de 2019 para pacificar el país, en medio de la crisis posterior a las fallidas elecciones generales de ese año.

Arce fue aprehendido «sin ningún motivo» tras acudir a una convocatoria del Ministerio Público para brindar su declaración informativa dentro del caso iniciado por una denuncia de la exdiputada oficialista Lidia Paty, dijo a los medios el abogado defensor del militar, Roger Valverde.

«La aprehensión es totalmente arbitraria, es ilegal, se ha presentado voluntariamente, hemos presentado todos los documentos de descargo para acreditar el tema de su familia, de su actividad lícita», sostuvo Valverde.

El jurista denunció que la declaración de Arce fue tomada por los investigadores y que el fiscal asignado al caso apareció al final con la orden de aprehensión.

Según el abogado, «no hay una fundamentación respecto a cuál sería el grado de participación» de su defendido en el caso y lamentó que se le acuse por «delitos gravísimos».

El militar, que aguarda en celdas policiales a que se defina su situación jurídica, será investigado por su supuesta complicidad en los delitos de terrorismo, sedición y conspiración, por no haber detenido a Kaliman en el momento en que sugirió a Morales renunciar.

OTROS INVESTIGADOS

El comandante de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen, Alberto Aguilar, explicó por su parte que dentro de este caso serán llamados a declarar otras personas como el mismo general Kaliman, el excomandante de la Policía Yuri Calderón y el exlíder cívico Luis Fernando Camacho.

Camacho, cuyo liderazgo emergió durante la crisis de 2019, es el virtual ganador de la gobernación de la región oriental de Santa Cruz en las recientes elecciones subnacionales.

Bolivia vivió momentos de caos especialmente entre el 10 y 11 de noviembre de 2019, con ataques a sedes policiales y domicilios particulares, entre otros, episodios como la quema de la mayor parte de la flota de buses urbanos de La Paz y grupos de civiles en las calles al grito de «guerra civil» en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz.

El entonces presidente Evo Morales anunció el día 10 que dejaba el poder forzado por un supuesto golpe de Estado y el 12 asumió de forma interina la entonces senadora opositora Jeanine Áñez, después de que los militares salieran a las calles la noche del 11 tras un ultimátum de la Policía que se veía rebasada.

La crisis se desató tras las denuncias de un supuesto fraude que favoreció a Morales para lograr su cuarto mandato consecutivo en las elecciones de octubre de 2019, luego anuladas.

 

Con información de Cactus 24

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a