Padre de Britney Spears asegura que «nada le gustaría más» que ver a su hija sin tutela legal

Jamie Spears, padre de la famosa cantante estadounidense Britney Spears, aseguró que “nada le gustaría más” que ver a su hija sin necesidad de una tutela legal.

En una entrevista con CNN, la abogada del padre, Vivian Lee Thoreen, indicó que su voluntad es terminar con la tutela legal en cuanto se den las condiciones. “Si quiere terminarla, puede registrar una petición”, consideró.

Las últimas declaraciones al canal de noticias forman parte de una serie de entrevistas que la abogada concedió a diferentes medios estadounidenses a lo largo de esta semana para contrarrestar el peso del documental Framing Britney Spears, que cuestiona varios aspectos de la tutela legal.

“Entiendo que cada historia quiere tener un villano, pero la gente se equivoca. Esta es la historia de un padre leal y dedicado que rescató a su hija de una situación que amenazaba su vida. La gente le estaba haciendo daño y explotando”, analizó Thoreen.

En todas sus apariciones, la abogada insistió en que la única intención del padre -que controla todos los bienes y decisiones de su hija- es proteger a Spears hasta que pueda tomar las riendas de su vida.

La próxima audiencia judicial sobre la tutela legal está prevista para el 13 de marzo. En la última, un juzgado de Los Ángeles estipuló que el padre no sería el único tutor legal ya que deberá compartir todas las decisiones con un fondo de inversión elegido por Spears.

Según Thoreen, el juzgado debe tomar la última decisión sobre continuar o terminar esta figura legal, “después de hacer un estudio profundo de la tutela y de todo lo que acontece en relación con la misma”.

“Y lo que puedo decirles es que todos los años la corte ha mantenido la tutela”, añadió.

Britney se opone a que su padre sea su tutor legal

Esta versión contradice la argumentada por el equipo legal de la artista, quien este verano expresó su “fuerte oposición” a que su padre continúe ejerciendo el control total sobre su vida.

“No es ningún secreto que mi cliente no quiere a su padre como cotutor, pero reconocemos que es un tema aparte”, indicó el abogado de la cantante, Samuel Ingham.

Spears, actualmente de 39 años, accedió a que su padre se convirtiera en su tutor legal en 2008, un periodo marcado por un comportamiento errático en el que ingresó en un psiquiátrico y perdió la custodia de sus hijos.

Tiempo después la artista se rehabilitó, lanzó nuevos discos al mercado y protagonizó uno de los espectáculos más vistos de Las Vegas, pero la tutela nunca se revocó.

La cantante de “Toxic” dijo que “no volverá a actuar” hasta que su padre abandone esa figura legal, puesta en entredicho por miles de seguidores de Spears que se manifiestan periódicamente con el lema “#FreeBritney”.

 

Con información de El Nacional

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a