El último mensaje que dejó el Che Guevara a su esposa antes de ser ejecutado

Imagen referencial. Fuente composición: Maduradas

«Dile a mi señora, que se case otra vez y trate de ser feliz», esas serían las últimas palabras de Ernesto Guevara, conocido como Che Guevara, un médico y guerrillero, que sirvió al dictador cubano Fidel Castro y que fue ejecutado en Bolivia, según el testimonio del agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Félix Rodríguez.

De acuerdo con el relato de Rodríguez, reseñado en el portal de Infobae, el funcionario norteamericano fue el encargado de informarle a Guevara sobre su ejecución.

«Le informé que había llegado la orden de ejecutarlo. Se puso blanco como un papel. Le dije ‘Lo siento, son órdenes del alto mando boliviano’. Calló, y un minuto después dijo: ‘Es mejor así, nunca debí haber caído preso, vivo’. Sacó una de sus dos pipas de su bolsillo. Una, de fabricación casera. Me pidió dársela ‘a un soldadito que se portó bien conmigo’, dijo. Pero en ese momento entró el sargento Mario Terán, el verdugo, y me la pidió. Pero Guevara se negó y me la dio a mí. Después siguió hablando», contó.

Lea también: Primera esposa de Omar Vizquel salió en su defensa y esto reveló

Rodríguez aseveró que las próximas palabras del Che fueron las siguientes: «Dile a Fidel que pronto verá una revolución triunfante en América. Y a mi señora, que se case otra vez y trate de ser feliz».

El Che fue capturado durante el combate de Quebrada del Churo, donde fue herido de bala en su pierna izquierda y hecho prisionero junto con Simeón Cuba Sanabria (Willy) y trasladado a La Higuera, donde fueron recluidos en la escuela, en aulas separadas.

Allí colocarían también los cadáveres de los guerrilleros muertos y también sería recluido al día siguiente, Juan Pablo Chang. Entre las pertenencias requisadas por los militares bolivianos, estaba el diario que el Che llevaba en Bolivia.

Antes del fusilamiento, Rodríguez lo interrogó y lo sacó del aula para tomarle varias fotografías, las últimas en las que aparece con vida el guerrillero.

Con información de Maduradas