Nacionales

Alcalde se hizo el muerto en un ataúd para no ser detenido por romper cuarentena para beber

Jaime Rolando Urbina Torres, el alcalde de Tantará, en la región Huancavelica de Perú, se hizo el muerto en un ataúd para no ser detenido por irse a beber y violar el toque de queda, el cual fue impuesto ante la pandemia global del nuevo coronavirus (COVID-19). 

El funcionario peruano se introdujo en un féretro fingiendo ser una de las víctimas mortales del COVID-19, al igual que lo hicieron el resto de sus acompañantes.  

La impactante historia comenzó cuando el lunes 18 de mayo, por la noche, violó el toque de queda para salir a beber junto con otras personas en un almacén, burlando también la orden de distanciamiento social, adoptada en el país para contener la propagación del virus. 

Cuando los agentes acudieron Urbina se introdujo en un féretro, en un intento por evadir a la justicia y las sanciones que significaría su acción.  

La envidia que despertó Catherine Fulop en traje de baño por publicar fotos a sus 55 años (+Fotos)

El hombre, de acuerdo al diario El Comercio, es cuestionado por sus políticas en contra del COVID-19. Muchos denuncian que durante los primeros 54 días del estado de alarma, solo habría permanecido en Tantará ocho días. 

con información de RT  y El Comercio 

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a