Internacionales

Primeros casos de muerte en España por coronavirus develan otros casos ocultos en el país

Imagen referencial.

Los diagnósticos por coronavirus en España, que este jueves superaron los 260 casos, mantienen desde hace una semana una marcada tendencia al alza. Desde el pasado martes, además, ha empezado a crecer también la cifra de fallecidos, que ya son tres después de que la Comunidad de Madrid diera a conocer este jueves la muerte de una mujer de 99 años en la capital. Lo llamativo de ambas cuentas es que, por ahora, no tienen ninguna relación entre sí. Es decir, ninguno de los fallecidos había sido diagnosticado de Covid-19, lo que abre nuevos interrogantes sobre la llegada del virus a España y su propagación antes de ser detectado.

Vea también: La CPNB detuvo a seis antisociales integrantes de la banda “Los Metaleros” por vender Uranio (+Fotos).

“Estas muertes apuntan a que el virus llegó antes de lo pensado”, afirma Antoni Trilla, jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic (Barcelona). “Lo que vemos ahora son los casos más graves de las infecciones ocurridas hace varias semanas. ¿Cuántas fueron? Por ahora no lo sabemos. ¿Cuándo empezaron? Tampoco”, admite.

Las dinámicas del SARS-CoV-2 facilitan que pase desapercibido tras aterrizar en un país. En términos generales, serán personas jóvenes y de mediana edad, que viajan y se mueven más, las susceptibles de contraer y transmitir el virus. “Serán también las que tendrán síntomas más leves y recurrirán menos al sistema sanitario”, añade Ignacio López-Goñi, catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra.

Indetectable para el sistema —que hasta hace solo 10 días tenía en cuenta a aquellos con síntomas y que hubieran viajado a China— el virus empezó a llegar hace ya semanas, según todas las evidencias, a los pacientes más vulnerables: los mayores. La mortalidad, inexistente en los menores de 9 años, es inferior al 0,4% hasta los 49 años, empieza a escalar a partir de esa edad hasta situarse en el 15% a los 80 años.

La primera de las muertes registrada en España ocurrió el 13 de febrero, aunque el paciente, un hombre de 69 años, había viajado a Nepal, lo que dificulta seguir el rastro de la infección. El caso fue descubierto por una necropsia y ahora la Generalitat Valenciana investiga otros dos fallecimientos. A la segunda muerte, registrada el miércoles en Bilbao en un hombre de 86 años, se sumó este jueves la tercera de Madrid. Y en los hospitales españoles hay 10 personas ingresadas en la UCI en estado grave, según el Ministerio de Sanidad. Son estos casos, y los que con seguridad se producirán en los próximos días, los que dibujarán la magnitud del brote. La gran preocupación es si pueden repetirse en España las impactantes cifras de Italia, que anoche llevaba casi 4.000 casos y 148 fallecidos, 98 de ellos en solo tres días. Con estos datos la incidencia en el país ya es mayor que la registrada en China en relación a su población.

Vía La Patilla, con información de  ElPaís.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a