Despliegue del sistema de misiles antiaéreos en La Carlota

El despliegue del sistema de misiles antiaéreos que fue exhibido tanto en la base aérea de La Carlota en Caracas como en la autopista Caracas-La Guaira coincidió precisamente con el regreso del presidente encargado, Juan Guaidó a Venezuela. Y aunque en otros puntos del país se habían estado realizando acciones similares en el marco del ejercicio militar Escudo Bolivariano 2020, son las ubicaciones en la capital las más llamativas.

Para la abogada Rocío San Miguel, presidente de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, el despliegue de los sistemas misilísticos rusos en Caracas “más que disuasivos o para demostrar capacidad operativa, se han movilizado para la foto (…) Es más barato mover un sistema misilístico a La Carlota y la autopista Caracas-La Guaira donde cumplirá la función de ser visto, que movilizar y poner en movimiento un verdadero ejercicio militar, para lo cual escasean los recursos”.

Andrei Serbin Pont, analista internacional considera que la ubicación de los misiles en estos puntos se torna fuera de lo común y quiebra el esquema por ser lugares en los que se pueden llevar a cabo ningún tipo de ejercicio militar. “Eso da a pensar que hay un elemento de querer mostrar fuerza. El día que está llegando Guaidó al país, que se quiera mostrar este despliegue y la capacidad que tiene la Fuerza Armada”, apunta.

Explica que La Carlota no es un lugar donde suelen desplegarse este tipo de sistemas debido a la limitación de la cobertura del radar por las montañas que hay alrededor. Así es cómo también abre la posibilidad de que exista un elemento de expectativa o información de inteligencia que haya obtenido el régimen de Nicolás Maduro en las últimas semanas.

“Algo de inteligencia que se haya recopilado, de algún incidente que podía ocurrir en las inmediaciones directas a La Carlota y que por eso la Fuerza Armada decidió desplegar este sistema de defensa aérea en e

ste punto en particular, porque la verdad si quieres dar una cobertura más amplia del espacio aéreo, se despliega el sistema en otras ubicaciones que te permite mayor cobertura pero La Carlota es una cobertura bastante acortada por la ubicación geográfica”, agrega Serbin.

Sostiene que el despliegue en el centro de la ciudad no es necesariamente improvisado, aunque sí podría resultar peligroso, dependiendo de las precauciones que se tomen. “En La Carlota por lo menos está emplazado el vehículo de comando así como el radar TAR, lo cual ofrece mucho más claridad situacional al comandante de la unidad lo que reduce el riesgo de un error”, destaca.

Eric Rojo, coronel retirado del Ejército de EEUU y experto en seguridad interna, insiste en que solo se trata de un “interesante alarde de fuerza”, que carece de sentido real.

Vea también: Luego de 8 meses de retraso, inicia por fin audiencia de Edgar Zambrano.

“Es un show más para las masas y los corruptos que defienden a Maduro. Debe ser un show de un sistema ruso, ahora que son dueños de Venezuela, sobre algún ataque inventado por Maduro”, opina al resaltar que la ubicación elegida, como lo es la base aérea de La Carlota, es netamente política.

Sobre los costos

San Miguel aclara que la adquisición de este sistema de misiles se realizó entre el 2009 y 2012, “a partir de la suscripción de acuerdos militares secretos que pasaron alegremente por un parlamento totalmente controlado por el PSUV, puesto que en aquel periodo, la oposición se abstuvo de participar en las parlamentarias”.

Califica entonces la compra de los sistemas móviles misilísticos antiaéreos de corto, mediano y largo alcance alcance S-125 Pechora 2-M, los Buk-M2 y el S-300VM Antey-2500 como un proceso “completamente opaco para el país”.

Serbin, por su su parte, dice que los costos exactos son difíciles de manejar y desglosar debido a todas las variables. “Nunca es barato mover sistemas de armas. Deben ser transportados por camiones de transporte que los llevan, el consumo de combustible para mantenerlos operativos, el despliegue de misiles lleva a su desgaste con el tiempo, hay varios costos pero no son directos e inmediatos. Es un costo que puede incurrir a futuro vinculados con el desgaste del sistema”, manifiesta.

Un día después de la llegada de Guaidó a Caracas, habitantes de La Guaira declararon la ausencia de estos sistemas en los alrededores de la autopista y el distribuidor cercano a la entrada principal de la entidad. “No había nada de nada hoy y la gente nunca le paró realmente”, dijo uno de ellos.

A diferencia de este punto, en la base aérea de La Carlota permanece la exhibición del sistema misilístico antiaéreo, al cual se le han sumado nuevos equipos.

Con información de La Patilla.