Directivos de Citgo son detenidos nuevamente por el régimen a 2 meses de haber obtenido arresto domiciliario

Seis ejecutivos petroleros estadounidenses bajo arresto domiciliario en Venezuela fueron detenidos por la policía horas después de que el presidente Donald Trump se reuniera con el presidente encargado, Juan Guaidó, en la Casa Blanca, según familiares de los hombres.

Alirio Zambrano dijo la madrugada que los ejecutivos de Citgo, con sede en Houston, fueron sacados abruptamente de sus hogares anoche por la policía de inteligencia del Sebin. Zambrano, hermano de dos de los seis hombres detenidos, dijo que se desconoce su paradero actual.

“¡Exigimos saber que están a salvo pero, lo que es más importante, su libertad!”, Dijo Zambrano en las redes sociales, y agregó que estaba muy preocupado por los detenidos.

El Departamento de Estado y el régimen de Maduro aún no han comentado. Pero la medida se produce dos meses después de que a los hombres se les concediera el arresto domiciliario y solo unas horas después de que Trump dio la bienvenida al líder de la oposición, Juan Guaidó, a la Casa Blanca en una muestra de apoyo a su destacada campaña de un año para derrocar a Maduro.

Los seis hombres fueron arrastrados por agentes de seguridad enmascarados durante una reunión en Caracas justo antes del Día de Acción de Gracias en 2017. Los habían atraído a Venezuela para asistir a una reunión en la sede de Pdvsa, el gigante petrolero estatal de Citgo.

En las últimas semanas, se ha especulado que el régimen de Maduro puede liberar a los hombres en un intento por reparar los lazos con la administración Trump, que ha estado presionando agresivamente para su destitución.

Los hombres esperan juicio por cargos de corrupción derivados de un plan nunca ejecutado para refinanciar unos $ 4 mil millones en bonos Citgo al ofrecer una participación del 50% en la compañía como garantía.

Los fiscales acusan a los hombres de maniobras para beneficiarse del acuerdo propuesto.

Pero muchos creen que los hombres, cinco de los cuales son ciudadanos estadounidenses naturalizados y el otro residente legal, están retenidos como moneda de cambio político a medida que las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela se han deteriorado. Citan como evidencia de irregularidades las decisiones del juez venezolano Rosvelin Gil de posponer 15 veces seguidas una audiencia preliminar.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a