Cómo un destino paradisíaco de Venezuela se convirtió en base de narcotráfico hacia Europa

La DEA ha incautado a esta organización 1.688 kilogramos de cocaína enviados por la red marítima que sale desde la paradisíaca isla venezolana.

Al tiempo que la crisis económica que afronta Venezuela sumergía a los hoteles de la isla de Margarita en el abandono y el turismo caía hasta 90% en la última década, en ese lugar paradisíaco emergía una actividad ilegal y clandestina.

Este lugar ubicado a 40 kilómetros mar adentro de las aguas venezolanas del Mar Caribe, se levantaba como punto de partida de cargamentos de droga que los narcotraficantes colombianos movilizan en busca de nuevos trayectos para lograr llegar a Europa o América Central.

Infobae asegura que ello quedó demostrado con la captura de Henry Carrillo Ramírez, alias “Barriga”, un narcotraficante de nacionalidad colombiana que encabezaba un grupo criminal que se dedicaba a elaborar cocaína en la región del Catatumbo y trasladarla por la frontera con Venezuela hasta la isla de Margarita. Cuando llegaba a ese lugar, era enviada vía marítima a países de América Central como Puerto Rico y República Dominicana para luego llegar a los Estados Unidos o continuar su viaje a Europa.

Alias Barriga, de 49 años de edad, terminó extraditado de Colombia a los Estados Unidos en abril de 2019. En ese país aceptó los cargos que se le imputaban en noviembre pasado ante un tribunal de Boston. Para lograr presentarlo ante la justicia se requirió un procedimiento entre la Administración para el Control de Drogas (DEA) y la Guardia Civil de España.

El hombre confesó que España es uno de los principales destinos de la droga que se produce en Colombia. En ese sentido, la DEA asegura que la organización liderada por Barriga dividía el cargamento que trasladaban a la isla de Margarita entre el Caribe y ese país europeo.

La DEA ha incautado a esta organización 1.688 kilogramos de cocaína enviados por la red marítima que sale desde la paradisíaca isla venezolana.

A alias Barriga, quien era un reconocido empresario de la ciudad colombiana Cúcuta, las autoridades de ese país le incautaron propiedades y activos calculados en alrededor de 5.000.000.000 de pesos (aproximadamente 1,5 millones de dólares). Al momento de su captura en 2017, el narcotraficante estaba a bordo de un barco subordinado a jurisdicción de los Estados Unidos con cinco kilos de cocaína en la embarcación.

La ubicación estratégica de esa isla permite a los narcotraficantes tener acceso tanto al Caribe como a Centroamérica, cuyo principal punto de desembarco es Honduras, donde los cárteles mexicanos han tomado el control de la distribución y entrada de drogas a Estados Unidos y Europa.

“Gracias al Cartel de los Soles se puede suponer que Carrillo-Ramírez pagó a oficiales venezolanos para la protección de los cargamentos, ya que el recorrido hasta la isla de Margarita, que está al otro lado del país,solo se puede hacer en ferry, avión o lancha, todas vías que cuentan con puntos de control de las autoridades“, revela una investigación de Insigth Crime sobre las rutas empleadas por el narcotraficante Barriga.

Redacción NotiTotal con información de Infobae.