Las primeras condenas del mundo tras el asalto del gobierno a la Asamblea

Foto del domingo de agentes de seguridad tratando de impedir el ingreso de Juan Guaidó al edificio de la Asamblea Nacional en Caracas. REUTERS/Manaure Quintero

Un diputado apartado de la oposición por denuncias de corrupción se juramentó ilegalmente el domingo como jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela, mientras que militares impidieron al presidente encargado, Juan Guaidó, entrar a la sede del Parlamento, donde se anticipaba su reelección.

A continuación, algunas reacciones de la comunidad internacional a lo ocurrido en Caracas:

* El subsecretario adjunto de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Michael Kozak, escribió en Twitter que Guaidó “sigue siendo el Presidente Interino de #Venezuela bajo la constitución. La falsa sesión de la Asamblea Nacional de esta mañana careció de quórum legal. No hubo voto”.

* La cancillería de Brasil indicó que “Maduro intenta evitar por la fuerza un voto legítimo” para la reelección de Guaidó en la presidencia de la Asamblea Nacional, “crucial para la redemocratización del país”.

* La cancillería de Colombia sostuvo que “este nuevo atentado contra la democracia del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro debe ser condenado por todos los Estados comprometidos con la vigencia del Estado de Derecho y los Derechos Humanos”.

* El Gobierno de Bolivia dijo que “reitera su apoyo a Juan Guaidó y advierte a la comunidad internacional del peligro de la pérdida irremediable de la democracia y el estado de derecho en la hermana República de Venezuela”.

* El presidente de Paraguay, Mario Abdo, hizo un “llamado a la paz y al respeto de la democracia” en Venezuela, mientras que su canciller Antonio Rivas Palacios pidió el “cese inmediato” de “todo acto intimidatorio” contra Guaidó y los parlamentarios opositores.

* El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dijo que “el atropello” contra Guaidó “es una nueva muestra del autoritarismo del régimen de Maduro” que “aleja aún más a Venezuela de la senda democrática”.