Internacionales

DEA señala al padre de este futbolista colombiano como un “zar” de la coca

César Moya Beltrán, alias James, operada desde el golfo de Urabá donde ordenaba a sus coyotes que reclutaran migrantes ilegales cameruneses, congoleses, paquistaníes y de otros países asiáticos para transportar cocaína hacia Centroamérica y posteriormente a Estados Unidos.

Mantuvo su negocio ilícito durante 6 años gracias a sus nexos con el Clan del Golfo y a que es padre de Cristian Moya, mediocampista del Atlético Nacional.

Su modus operandi quedó consiganado en un expediente en la Corte del Distrito Sur de Florida.

Moya le pagaba 70 millones de pesos por adelantado a cada migrante para que movieran los alijos de droga.

Con información de El Tiempo.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a