Evo Morales será jefe de campaña del MAS

Un congreso extraordinario del Movimiento Al Socialismo nombró este sábado 7 de diciembre a Evo Morales, que sigue siendo el presidente del partido, como jefe de campaña de cara a las nuevas elecciones en el país para 2020.

El diputado del MAS Henry Cabrera confirmó a Efe que Morales, que se encuentra asilado en México y viajó el viernes a Cuba a una consulta médica, fue nombrado jefe de campaña.

“Agradezco la confianza por nombrarme jefe de campaña. Elegiremos a un candidato unitario y nuevamente ganaremos las elecciones en primera vuelta”, escribió Morales en su cuenta de Twitter.

Además, Morales agradeció a sus simpatizantes por no abandonarlo: “Juntos seguiremos haciendo historia como hasta ahora ¡unidos venceremos!”.

Congreso de emergencia

El congreso de emergencia se desarrolla durante gran parte de esta jornada en la ciudad boliviana de Cochabamba. Con la asistencia de una veintena de organizaciones, direcciones regionales del partido y autoridades indígenas afines al MAS. Para analizar el proceso del partido hacia los próximos comicios, aún sin fecha.

Se ha especulado que Morales quiere trasladarse de Cuba a Argentina una vez que Alberto Fernández asuma la Presidencia el próximo martes. Desde allí piensa organizar la estrategia del MAS para las próximas elecciones.

El MAS ya avanzó el pasado lunes que contaba con Morales como jefe de campaña, aunque no como candidato. Ya que sigue siendo el presidente del partido.

Regreso a Bolivia

No obstante, el presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Sergio Choque, del MAS, condicionó ese día el papel de coordinador de su líder a que el Gobierno interino de Jeanine Áñez permita su retorno desde su asilo en México.

El Ejecutivo transitorio ha denunciado a Morales ante la Fiscalía por delitos como terrorismo y ha advertido que si vuelve a Bolivia deberá comparecer ante la Justicia.

La Cámara de Diputados, con mayoría del MAS, aprobó este viernes un proyecto de ley, que debe tramitar ahora el Senado para eximir de responsabilidades ante la Justicia a dirigentes como Evo Morales. El Gobierno interino ha anunciado que no va a promulgarla por considerarla una amnistía encubierta.

Con información de EFE