ALnavío: ¿Cuál es el plan político que hay detrás del impulso religioso de Nicolás Maduro?

La idea de Nicolás Maduro es sostenerse indefinidamente en el poder y para ello apela a cualquier recurso. En el abanico va desde la represión y el control social hasta llegar a la compra de voluntades, pasando por una amplia gama de matices, alianzas y negocios que trascienden las fronteras de Venezuela. Como parte de su afán ahora decidió profundizar su línea de acción religiosa de la mano de la organización partidista de base.

Para ello creó recientemente la Vicepresidencia de Asuntos Religiosos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y puso a José Gregorio Vielma Mora al frente de esta tarea. Vielma Mora, quien ha formado parte de la construcción del tejido económico del régimen por varios lustros, ahora está dedicado a darle forma a lo, según dice, es “la gran idea del presidente Nicolás Maduro” para avanzar en la pacificación de Venezuela. Vielma Mora también fue gobernador del estado Táchira y es jefe del Seniat, el organismo que recoge los tributos en Venezuela. Tiene formación militar.

La idea de crear esta Vicepresidencia del PSUV, según explicó a los días de su nombramiento, es darle importancia “al respeto humano, a las religiones y los cultos, con el fin de evitar guerras santas y que se utilice esto como un elemento político para fraccionar un pueblo”.

Maduro, por su parte, aunque seguidor de la secta de Sai Baba, confesó en su alocución de este jueves que es “el presidente cristiano y obrero ¡Gloria a Dios!”, base sobre la cual hizo tres anuncios clave:

1-“Consejos Pastorales de Gobierno en todo el territorio nacional”

Aseguró que estas figuras buscan impulsar la gestión social y la integración de los colectivos religiosos con los gobiernos regionales y locales. Es decir, según lo dicho durante el evento por representantes del Movimiento Cristiano Evangélico de Venezuela, se busca articular a los líderes eclesiástico “con nuestros gobernantes y dar una mano amiga que pueda ayudarles con asesoría espiritual y social”.

Con información de Alnavio