Los últimos minutos de vida de un menor migrante bajo custodia en EE.UU. (+Video)

La investigación apunta que CBP retuvo a Hernández durante seis días, aunque se supone que las autoridades migratorias deben transferir a los niños y menores dentro de las primeras 72 horas de su detención | ProPublica

Carlos Gregorio Hernández Vásquez, de 16 años de edad, murió el pasado 20 de mayo en Texas

Este jueves se dio a conocer un video de las últimas horas de vida de un migrante menor guatemalteco que murió en mayo pasado bajo custodia de la Patrulla Fronteriza estadounidense, CBP.

Las criticas a las autoridades migratorias no se hicieron esperar por supuestamente no brindar debida atención al adolescente.

«Mientras las autoridades de inmigración estaban sentadas, un niño yacía muriendo de gripe en una losa de concreto en un charco de su propio vómito al lado de un inodoro», dijo en un comunicado Jess Morales Rocketto, presidenta de Families Belong Together.

Las imágenes muestran los últimos momentos de vida de Carlos Gregorio Hernández Vásquez, de 16 años, quién murió el pasado 20 de mayo en Texas.

Las mismas fueron captadas por una cámara de seguridad publicadas por la entidad de investigación periodística ProPublica.

El video muestra al adolescente migrante en una celda de la estación de CBP en Weslaco, en el Valle de Río Grande, en Texas. Allí había sido aislado junto a otro menor que estaba enfermo.

Horas antes, Hernández había sido revisado por una enfermera practicante en el centro de procesamiento. Ella lo diagnosticó con gripe y una fiebre de 39,4 grados Centígrados.

De acuerdo con la investigación de ProPublica, la enfermera recomendó revisar la condición del joven cada dos horas. Especificó que si empeoraba debería ser llevado a la sala de emergencias.

Las imágenes reveladas comienzan a la 1:20 am del 20 de mayo del 2019 cuando el joven está aparentemente dormido sobre una plancha de concreto.

El compañero de celda está dormido en frente tapado con una manta de papel de aluminio.

Un minuto después, el menor se levanta y se dirige a la puerta y ventana de la celda, desapareciendo del encuadre de la cámara.

El menor migrante reaparece a la 1:24 am mañana cuando se desploma y cae al suelo, parece convulsionar. Después queda tendido inmóvil por cerca de 10 minutos.

Hugo Chávez: La ideología que destruyó al país, 21 años del chavismo en el poder

Luego logra incorporarse y se mueve hasta el espacio designado para el baño donde nuevamente cae al suelo. El menor permanece inmóvil hasta la 1:47 am cuando el video se corta abruptamente.

Según información entregada por CBP, los agentes chequearon el estado del menor tres veces.

El video se restablece a las 5:48 am, donde el cuerpo aparentemente está en la misma posición.

Casi 20 minutos después, el compañero de celda se despierta y se dirige hacia al baño y descubre a Hernández, quien aparentemente estaba inerte sobre un charco de sangre.

El menor, que también estaba enfermo, pide ayuda. Dos agentes entran en pocos segundos y chequean el estado de Hernández, que permanece inmóvil.

ProPublica destaca que CBP describió de manera inexacta cómo se descubrió el cuerpo de Hernández.

«Tres niños han muerto»

«La muerte de Carlos Gregorio Hernández Vásquez fue prevenible», sentencia Morales.

ProPublica obtuvo el video de manos del Departamento de Policía de Weslaco, que investigó la muerte del joven.

La investigación apunta que CBP retuvo a Hernández durante seis días. Aunque se supone que las autoridades migratorias deben transferir a los niños y menores dentro de las primeras 72 horas de su detención.

Hernández había sido arrestado el 13 de mayo cerca a Hidalgo, Texas.

«Tres niños han muerto de enfermedades relacionadas con la gripe bajo la vigilancia de la Administración Trump en el último año. Necesitamos medidas de inmediato para que los niños reciban la atención vital que se merecen y asegurar que no mueran más niños en jaulas», apuntó Morales.