Parte de la corrupción de PDVSA sostiene al hijo de Micale en Houston (+Informe)

Seguros y Banca ha tenido acceso a diversos documentos del entramado de corrupción de Anthony Micale, un boliburgués, hijo y socio del empresario Pietro Micale, que a su vez fue benefactor durante mucho tiempo del dirigente de Primero Justicia, Gustavo Marcano.

Antonhy Micale, se mantiene investigado en Houston por autoridades federales, mientras mantiene una disputa con sus antiguos abogados en Venezuela, por un asunto de honorarios en defensa de su padre.

Micale reside en 7714 Bulrush Trail, Katy TX 77494 en Huston. Pero además tiene varias propiedades en EEUU, como un apartamento en Miami 5300 NW 87th av, #1512, Doral, Fl 3317.

Miria Di Amario de Micale esposa de Pietro Micale, es poseedora del 50 por ciento de las acciones de Proct-Petrol. La mujer es dueña de un terreno ubicado en 5300 NW 87 AVE 1512 Doral, FL 33178, comprado por $289,800.00 bajo la descripción de un lote del The Blue a Resort Hotel Condo, en cuyo registro figura como dirección 11875 W Little York Rd #805, Houston, Texas.  Del mismo modo, en los documentos oficiales figura Anthony Micale, quienes constituyeron tres compañías y marca a nombre de Proct Petrol Corp, así como otras dos firmas inscritas en Florida y Texas en 2005 y 2007, en las que solamente figura Pietro Micale.

La inusitada fortuna de Pietro Micale se habría conformado a la sombra de las actividades del expresidente de la empresa Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos, S.A., (Pdval), Luis Pulido, con quien habría entablado negociaciones y suscrito diversos contratos.

Micale era un hombre que ejerció humildes oficios como la venta de comidas en bandejas de aluminio o la venta de lotería. Vivía en un modesto apartamento y atendió un bar, el Diamante del Pool, ubicado en la avenida Sucre en el centro de Anaco. Pasados los años, llegó a convertirse en uno de los hombres más poderosos del oriente venezolano luego de haber amasado una cuantiosa fortuna de manera irregular, según se afirma.

Según los documentos Pietro Micali Caccamo, habría involucrado en un esquema criminal de corrupción, sobornos y legitimación de capitales, a su hijo Antonhy Micalem, a través del cual se hicieron transferencias de dinero y pagos de coimas a funcionarios de PDVSA en varios países, incluyendo los EE.UU. El informe resalta el uso de instituciones bancarias en la red de sobornos para la compra de propiedades en el estado de la Florida.

Proct-Petrol forma parte de las empresas con supuesto manejo incorrecto de las divisas asignadas por el estado venezolano.

Un informe de gestión de PDVAL indicó que Proct-Petrol cobró 78,2 millones de bolívares en 2009, misma fecha en que fueron halladas cientos de toneladas de comida descompuesta. La relación contractual llamó la atención por el hecho de no tratarse de una empresa dedicada al área agroalimentaria sino de venta al mayor y al detal de materiales y equipos petroleros.

La trama

Fuentes internas de PDVSA, sostienen que en la conformación de la riqueza de Pietro Micale Caccamo habría sido clave el papel desempeñado por Beatriz Rodríguez Landaeta de Ficara, exgerente de Contratación PDVSA en Anaco entre los años 2005 y 2007 y mano derecha del expresidente de PDVSA Gas, Wenceslao Madail. A Beatriz Rodríguez Landaeta de Ficara también es relacionada en la investigación que se realizó en la petrolera con el exdirector de PDVSA, Luís Marín, por vínculo familiar con la esposa de este, Isolina Landaeta.

Rodríguez Landaeta de Ficara tendría la habilidad captar a personas y empresas que, por necesidad o situaciones apremiantes, pudieran ser susceptibles o verse tentados de convertirse en los medios para entablar las negociaciones fraudulentas con la petrolera a cambio de comisiones. Este habría sido el caso de José Tomas Bermúdez Morón, quien de ser una persona de muy pocos recursos en 2003 y grandes necesidades —su padre estaba muy enfermo— pasó a ser un individuo con gran poder económico al frente de la empresa Ecoinca, frecuentemente favorecida por la estatal petrolera.

La fuente indica que Beatriz Rodríguez entabló relación de compadrazgo con Tomás Bermúdez y la esposa de este, Roselina del Valle Sucre Mirabal, a quien emplean en PDVSA Petróleo y Gas desde el 1° de junio de 2005 y goza de beneficios entre los los cuales se encuentra le asignación de vivienda. Roselina Sucre es hermana de Anjoel Sucre Mirabal, quien también forma parte del grupo, como veremos más adelante. Ambos son hijos de Antonio José Sucre Soto, exgerente de servicios logísticos.

Con Anjoel Sucre, Beatriz Rodríguez llegó a asociarse en un local comercial de nombre Podiun que tenía sede en el Centro Comercial Unicasa Center de Anaco, lugar que llegaría a convertirse en sitio de reuniones del grupo entre los años 2004 y 2006.

Pietro Micale luego de conformar una red con empleados de la PDVSA y empresas de fachada, se habría dedicado a entablar negociaciones con altos jerarcas petroleros entre quienes se encontraría, supuestamente, Eulogio Del Pino, Wenceslao Madaíl y Luis Pulido, entre otros. Un entramado urdido por Micale y sus aliados que hizo que Proct-Petrol se convirtiera en una de las empresas frecuentemente favorecidas con contratos. Igualmente la venta de insumos a PDVAL habría facilitado en engrosamiento de las arcas del mencionado contratista.

En sociedad con Ernesto Guevara Rodríguez mantendría inversiones en Panamá con el dinero obtenido de los contratos fraudulentos con la estatal petrolera, estas actividades se habrían extendido a Houston, Texas, donde ha logrado constituir negocios y mantiene acuerdos con Citgo, especialmente en el área de las válvulas petroleras que vende a PDVSA.

El trabajo realizado por Beatriz Rodríguez se vio fortalecido con la participación de su esposo Henry Ficara Seregni, quien es hijo de Ivonne Seregni de Ficara, del Grupo de Empresas Sindoni en el estado Aragua. En las instalaciones de la Torre Filipo Sindoni funcionó en 2008 PDVSA Gas Comunal, donde Rodríguez y Ficara Seregni mantendrían el control de los negocios junto al presidente de la filial, Wenceslao Madail y el encargado de la gerencia de gasificación nacional, Edgar Villalobos. En las acciones aquí desarrolladas habrían contado con el apoyo de Eufemia Flores, Elvelena Mijares y Daniel Haro Méndez. Este último, desde PDVSA Gas Anaco facilitó contratos irregulares que, de acuerdo a documentos internos, sumarían Bs. 436.098.141.451,38.

Lee también: Tarek William Saab anuncia la detención de 8 personas por la masacre de Ikabarú

Dentro del grupo de actores que laboran con Micale, se encuentran también César Enrique Pérez Barrera y José Gregorio Gómez Marcano. El primero se desempeñó en Prevención y Control de Pérdidas (PCP) y luego pasó a logística. El segundo, se movía en la gerencia corporativa de servicios logísticos donde brinda soporte a Antonio Sucre.

Anterior al paro petrolero, Gómez se desempeñaba como técnico en zootecnia contratado en Palmaven pero con el apoyo de Wenceslao Madail y las recomendaciones de Daniel Haro y Beatriz Rodríguez, logró escalar a las posiciones que le servirían para brindar respaldo a la red de Pietro Micale. Desde Servicios Logísticos entabló un conjunto de relaciones en el área de hotelería, viajes, traslados y flota interna de PDVSA con un amplio presupuesto que le facilitaba tener contratos durante todo el año en un considerable número de hoteles como Meliá Caracas, Punta Palma, Ávila, Shelter, con gran dilapidación de recursos.

 

Por: Seguros y Banca – Vía AlbertoNews