Secta religiosa asesinó a un niño al tratar de “expulsar sus demonios”

Líder de este grupo, Zemfira Gainullina, se encuentra detenida

Un niño de nueve años, identificado con las iniciales D. K., falleció porque una secta religiosa lo retuvo y lo azotó. Entre los miembros de esa congregación, se encontraban sus propios padres, según informaron las policías de Rusia.

Las autoridades policiales hallaron el cuerpo del menor con una mordaza introducida en su boca en un lago de Ekaterimburgo (Rusia). El informe señaló que el niño falleció por falta de oxígeno.

Los miembros de la secta agredieron al menor con la intención de “expulsar a los demonios”. La madre del niño habría sostenido a su hijo y su padre, con la ayuda de los demás participantes, lo comenzaron a azotar.

La secta religiosa se quedó con el cuerpo de la víctima por dos días, debido a que estaban rezando para que lo puedan resucitar. Luego de ello, arrojaron al fallecido al bosque.

Lee más en larepublica.pe